Comunicación 1. Visión integral. Sus axiomas. Benetti

CURSO DE COMUNICACIÓN

Lic. Santos Benetti

Tema 1

PRIMERA PARTE

AL COMUNICARNOS, NOS RELACIONAMOS E INTERPRETAMOS LA REALIDAD

INTRODUCCIÓN.

BUSCANDO UN ESQUEMA DE COMUNICACIÓN

1. El proceso de la comunicación humana

Cuando pensamos en «la comunicación», generalmente nos imaginamos estar frente a alguien con quien intercambiamos ideas o impresiones. Aunque evidentemente esto es cierto, también lo es que la comunicación implica un complejo proceso que vamos a intentar describir y analizar en este Curso.

En efecto, al decir «comunicación», decimos que «expresamos algo a alguien», pero ¿cómo hemos llegado a ese «algo» que vamos a expresar?Y ese alguien con quien nos comunicamos ¿no tiene también él algo que comunicar?

Aunque todo esquema es incompleto de por sí, intentemos hacer una primera aproximación a este vital, rico y complejo proceso de la comunicación humana; proceso que en la práctica se da casi en un solo acto, pero cuyos elementos vamos a señalar, para luego profundizarlos.

R= x

La Realidad es una incógnita

Es el nivel del significante

PRIMERO

El hombre percibe, interpreta y da significado A LA REALIDAD y expresa su interpretación y significado: lo que se traduce en Ideas,Símbolos y Cultura.

Es el nivel del SIGNIFICADO

DESPUÉS

Expresa su interpretación y significado mediante el lenguaje utilizando determinado código.

Es el nivel de la relación o vínculo.

Es decir. el hombre necesita situarse en el mundo y darle sentido, para organizarse y vivir con un mínimo de seguridad y coherencia. Un hombre que siente que tiene que dar significado y valor a la realidad que se le presenta como una incógnita (x, equis), o sea como un conjunto de símbolos o significantes que no son claros y transparentes por sí mismos sino que plantean muchos interrogantes: ¿qué significan la vida, la muerte, el encuentro con un hombre o mujer, el trabajo, las enfermedades, las leyes, los hijos, los triunfos y los fracasos..?

Pero también y al mismo tiempo, un hombre que es capaz de expresar ese significado y que necesita hacerlo porque vive en sociedad, es decir, con otros. Tal expresión es su lenguaje, y con él intercambia significados con otros seres humanos que están haciendo el mismo proceso interpretativo, pues a todos les incumbe la misma tarea: vivir, y vivir socializadamente en un sin fin de inter-relaciones.

La historia humana a lo largo del tiempo y del espacio no es sino labúsqueda del hombre del sentido de la realidad,de toda la realidad,y del encuentro con los otros con quienes tiene que compartir su realidad por medio del lenguaje.

Que esta tarea no es fácil lo comprueba la actual historia que vivimos, esa que llamamos realidad política y social, y la historia personal de cada uno. Permanentemente uno se encuentra con quienes niegan a los otros su derecho a interpretar la realidad o imponen la propia interpretación como la única posible, o bien niegan el derecho a expresarse libremente, o censuran, o abusan de su poder para tergiversar, manipular y engañar, de tal modo que la comunicación se transforma en la manifestación cotidiana de los conflictos humanos.

Por eso, antes de avanzar en la profundización de un esquema democrático de comunicación, no está demás que analicemos brevemente otro esquema que fue presentado como “el modelo de comunicación” hasta el día de hoy, modelo de comunicación, de poder y de dominación.

2 El viejo y siempre renovado esquema mecanicista de comunicación

El esquema de comunicación que hemos presentado brevemente y que será objeto de estudio de todo este Curso (un esquema democrático) se contrapone al clásico esquema mecanicista de la comunicación electrónica, ideado por Shannon y Weaver en 1947 para poder resolver los problemas mecánicos que se producían en los circuitos telefónicos y telegráficos; esquema que posteriormente fue aplicado sin más a la propaganda, a la política y a la educación, es decir, a las relaciones humanas, como si las personas fueran simples aparatos u objetos manipulables.

El esquema mecanicista representa a la comunicación humana de esta forma:

Fuente emisora: Mensaje – Transmisorseñales en un canal… Receptor destinatario: Feedback

Como puede observarse, representa fielmente una transmisión mecánica. Existe una fuente emisora que prepara un mensaje que es transmitido por cierto canal o medio, enviando señales al receptor, quien lo recibe, decodifica, interpreta y ocasionalmente envía una respuesta retroalimentando el sistema (feedback).

En el proceso pueden surgir «ruidos» que entorpecen la comunicación.

El lector puede hacerse cargo de la pobreza humana de este esquema que fue pensado por sus autores exclusivamente para el circuito mecánico de la comunicación, especialmente teléfono y telégrafo, pero no para expresar toda la riqueza de la comunicación entre seres humanos.

Lamentablemente ese esquema quedó consagrado en escuelas y universidades como “el modelo de la comunicación humana”.

a) Se supone que el mensaje es pertenencia exclusiva del emisor

El punto más perverso del sistema es que en la práctica reduce a los interlocutores (ciudadanos, televidentes, educandos) a un papel infrahumano, negándoles el derecho de pensar, criticar e intervenir activamente en los mensajes que los afectan. Se les niega el derecho de ser sujetos históricos y creativos. Sólo las elites de poder tienen ese derecho y harán lo imposible por imponer su palabra-poder al resto de la sociedad. Es el esquema verticalista autoritario de los regímenes totalitarios y del neoliberalismo.

b) El feedback o respuesta es una gracia que se concede a la gente

Quienes utilizan este esquema están interesados en obtener la respuesta por ellos deseada, y para ello recurren a todos los medios de persuasión y manipulación (incluso con amenazas, premios y castigos); el feedback no suele tener importancia alguna y aparece sólo para mantener la apariencia de diálogo y de democracia. Así sucede en las elecciones en las que el voto de los ciudadanos es el feedback inevitable ante propuestas que los ciudadanos están obligados a elegir, no habiendo participado en la elaboración de dichas propuestas; o el feedback de obedecer y ejecutar lo que otros han decidido.

c) El esquema tiene un trasfondo ideológico claro, pues se descalifica al interlocutor.

El interlocutor es un mero receptor pasivo, al que la fuente emisora (el poder) intentará convencer por todos los medios persuasivos posibles. En consecuencia, el sector transmisor (puede ser gobierno, medios de comunicación, educador, padre, jefe, etc.) tiene el mensaje, tiene la verdad, enseña, manda, informa, educa, decide. Y el sector receptor hace las actividades complementarias pasivas.

Cuándo el esquema mecanicista funciona perfectamente.

a-En la pura “información”, para lo cual fue diseñado este esquema por sus creadores, el proceso se da correctamente.Así en los informativos (siempre que sean tales), en los comunicados militares, etc. Se da el supuesto de que la información corresponde a una necesidad del interlocutor que la solicita a un informador o que debe recibirla.
b)Cuanto más “autoritaria y jerárquica” sea una institución o persona, mejor se adapta el esquema mecanicista a la comunicación, ya que el famoso modelo transmisor-mensaje-receptor (aplicado a las relaciones humanas) tiene una ideología lineal autoritaria y verticalista. Quien tiene el poder, también tiene el mensaje, o sea, la interpretación correcta de la realidad. Quien no tiene el poder, recibe y acepta lo que otros han pensado, interpretado y decidido por él.
c)Lo mismo sucede en las instituciones o grupos “paternalistas” en los que sus rectores aconsejan a sus hijos o afiliados, hacen recomendaciones e insinúan conductas y normas con el presupuesto de que los receptores «aún no están maduros» o no son capaces para pensar y tomar decisiones por sí mismos.

3 Por un esquema humanista y democrático

Es evidente, por lo tanto, que cuando hablamos de un esquema de comunicación humana nos estamos planteando un sistema de vida, un conjunto de valores, un sistema político, un modelo de sociedad. Por eso es fundamental que busquemos y encontremos un modelo de comunicación que efectivamente represente esa sociedad democrática, sana y pluralista que queremos construir.

Un modelo donde “todos” se sientan seres pensantes, creativos, expresivos y transmisores de «su verdad», de su forma de sentir la vida, de sus ideas y proyectos. 0 sea, como sujetos históricos activos y creativos.

Dicho esquema que completa al ya presentado, lo graficamos de la siguiente manera:

La realidad es una INCÓGNITA A INTERPRETAR ENTRE TODOS.

Cuando la Incógnita es despejada adquiere SIGNIFICADO

y se transforma en CULTURA

En efecto:

A percibe, interpreta y expresa —B percibe, interpreta y expresa —

C percibe, interpreta y expresa

Al expresar su interpretación se INTER-RELACIONAN, se socializan y aprenden a convivir en armonía

Para eso utilizan el Lenguaje con un código común

El proceso se realimenta constantemente

y se reinicia con nuevas interpretaciones enriquecidas con el aporte de los otros

Así la cultura se transforma en Historia

Despejar la gran incógnita de la realidad.

a-Hay una incógnita a develar entre todos. Y como todo tiene algún significado, “todo es comunicación”.

La realidad (R) que nuestros sentidos perciben es “el signo o significante de algo cuyo significado aún desconocemos”; por eso decimos que R=x, ya que la realidad, toda la realidad se nos aparece como una gran incógnita que tenemos que despejar, descubrir o interpretar.

Por eso se afirma que «todo es comunicación», porque todo sin excepción tiene algún significado, aunque lo desconozcamos en su totalidad o en sus partes, o aunque tenga significados opuestos según tales personas o culturas. Por ejemplo, ¿qué puede significar en un grupo el silencio constante de alguien, las ausencias y llegadas tardes, la falta de motivación de algunos miembros o la permanente falta de higiene en los locales? ¿O cómo se explica la pobreza que avanza, la desocupación y la falta de productividad de un país?

b-Distintas interpretaciones de la misma realidad.

Imaginemos el mundo, la realidad o la vida, al comienzo de la existencia de un bebé: cuánto tiempo y esfuerzo para darle un significado aún a las cosas más elementales. Imaginemos a los primeros hombres abriendo sus ojos inteligentes a eso tan grande y misterioso que es el universo, al principio tan caótico, confuso y contradictorio. ¡Qué lento y trabajoso resultó descubrir sus significados a lo largo de millones de años!

Pensemos en nuestro hoy, con tantas cosas nuevas que nos sorprenden y que las distintas ciencias intentan explicar. No menos confuso se nos aparece a menudo el panorama social y político, con fenómenos imprevistos como la desocupación o un fracaso económico, o la globalización…

Los mismos hechos serán interpretados de distinta manera por distintos sujetos (partidos, gobierno, medios de comunicación, grupos sociales) de acuerdo a sus puntos de vista (intereses, ideologías, coyuntura, valores).

Y pensemos en las organizaciones de las que formamos parte: cuántos problemas sin resolver, cuántas situaciones nuevas, cuántos conflictos entre sus miembros…

Así, pues, la R siempre es una incógnita, un interrogante o un largo proceso de interrogantes frente a los cuales no nos queda otra alternativa que responder e interpretar. De ello depende nuestra felicidad

-c-Cultura y las Ideologías son sistemas de interpretaciones

Mientras que las distintas Ideologías intentan dar una interpretación coherente de la realidad (las ideologías religiosas, filosóficas o políticas), a todo el conjunto de interpretaciones propias de una sociedad podemos darle el nombre de Cultura. Lo cierto es que sin un conjunto más o menos armónico de significados sucumbiremos de angustia y caminaremos hacia nuestra destrucción.

En política las ideologías intentan dar ese marco referencial a un determinado país, y los políticos debieran ordenar la realidad social conforme al mismo. El drama se plantea cuando no hay una interpretación más o menos común desde donde organizar la sociedad y el país; o peor aún, cuando ni siquiera se tiene alguna interpretación coherente… y se navega con respuestas pragmáticas y ocasionales para salir del paso.

4. El origen de muchos conflictos de comunicación

a-La interpretación y visión de la realidad nos permite comunicarnos o destruirnos.

Parece evidente, entonces, que un sinnúmero de conflictos de comunicación entre pueblos, culturas, instituciones y personas surgen precisamente por una divergencia en la interpretación de la realidad. Hasta podemos afirmar que a lo largo de la historia, éste fue el motivo principal de tantos desencuentros, conflictos y guerras entre los pueblos. Lo cierto es que si la visión de la realidad es lo que nos permite socializamos y comunicarnos, también es lo que nos condiciona para destruirnos mutuamente o para levantar barreras, a menudo por largos períodos, francamente insalvables.

b) Nuestras interpretaciones como una forma posible y relativa

Todo dependerá de si somos capaces de «percibir nuestras percepciones e interpretaciones» como»una forma» posible de ver la realidad y, por tanto, como un modo de acercarnos a las visiones de los otros para que, juntos, tengamos una lectura más amplia y abarcadora de toda la realidad.

En consecuencia, de cómo leamos e interpretemos la realidad depende el que nos entendamos con las demás personas y alcancemos aquel grado mínimo de convivencia, entendimiento y colaboración que permitan una vida gratificante.

El conflicto surge cuando no se aceptan como legítimas y adecuadas las percepciones de los otros, o peor aún, cuando se decide eliminarlas… lo que a menudo supone también eliminar a los que piensan de forma diferente.

A lo largo de este curso, iremos desarrollando y ampliando estos temas, no como un “estudio teórico de la comunicación” sino como una forma para vivir mejor y para resolver civilizadamente los conflictos que vayan surgiendo.

De cómo sepamos hacerlo, dependerá nuestra felicidad personal y el bienestar de nuestras organizaciones.

ACTIVIDAD Nro. 1

En todos los trabajos prácticos: trate de analizar los temas, buscar ejemplos y hacer aplicaciones siempre en relación con su región, municipio u organización. Esta es su parte creativa.

1.Señale algunos ejemplos de conflictos de comunicación en su organización o comunidad de pertenencia.

2.Por qué criticamos al esquema clásico mecanicista de comunicación. Dé su opinión sobre el mismo.

3.En una democracia: quién es el “dueño” del mensaje y qué rol debe jugar el pueblo. Qué sucede en otros sistemas.

4.Cuál es la característica principal del nuevo modelo de comunicación que presentamos. Qué ideología y qué concepto antropológico lleva implícito.

5.Porqué la Realidad es una incógnita. Qué implica esto en la vida social, municipal y política en general.

6.Por qué una visión común de la realidad hace a nuestra identidad como pueblo y nación.