Derechos Humanos vividos en la escuela. b- Armonía con el cosmos 2

ESCUELA QUE VIVE LOS DERECHOS HUMANOS  (…) 

 

 

2. PENSEMOS EN UNA ESCUELA Y EDUCACIÓN EN ARMONÍA CON EL COSMOS

 

En consonancia con las reflexiones del punto anterior, imaginamos que se trata de
una escuela y una educación con estas caractrísticas:


– Abierta al cosmos, que vive la naturaleza, con asombro, curiosidad y amor

– Y que refleja el cosmos, que crece y se expansiona en armonía pero con tensiones y constante bipolaridad (salud y enfermedad, conocimiento e ignorancia, verdad y error, orden y desorden)


– Escuela que piensa y elabora una educación en armonía con el cosmos, con nuestra naturaleza ambiental y corpórea, con leyes que impidan la autodestrucción, con previsión del futuro


– Con leyes que no provienen de afuera sino de la misma esencia de las cosas y del diálogo de la comunidad, leyes (normas de convivencia) que desarrollan la vida, y al mismo tiempo la protegen.
Leyes que nacen de los valores que la comunidad elige como propios.

De ese proceso y de estos valores surgen los derechos y deberes

– Con una concepción holística y compleja del universo, por tanto de la ciencia, de la antropología y de la educación. Es el final de todo reduccionismo y de toda arbitraria separación de los elementos que deben estar unidos.

Es la relación de lo físico (macro y cuántico) con lo psíquico y social, de lo humano con lo cósmico,
de lo individual con lo universal.
 


En la búsqueda de un sentido a la vida y al universo todo.


Esa es  la tarea de cada hombre y de la comunidad humana a lo largo de toda su existencia:
armonizarse consigo mismo (cosmos interior), con la creación toda y con sus semejantes.


A esto llamamos la Sabiduría de la vida.

Podemos llamarla «Etica cósmica»: vivir en armonía en un mar de bipolaridades y diferencias de millones de seres. 


– De esta visión integral surgen en la Escuela los Temas de conocimiento y asombro (las asignaturas) que expresn aspectos del cosmos y de su constitución y sus leyes:

la cosmología y astronomía, la física macro y física cuántica: leyes del macro y microcosmos ; geografía y ciencias naturales: el medio ambiente; las matemáticas y geometría con sus leyes organizadoras, leyes sobre el tiempo y el espacio, etc. Biología, anatomía, fisiología, psicología: el ser humano sicocomático como parte del universo…


– Y el desarrollo de los grandes Sentimientos, Emociones y Actitudes que deben acompañar al proceso educativo y que son la base de las expresiones y conductas ética:

.   amor a la naturaleza, cuidado y protección de la misma;

.   amor y cuidado de nuestro ser cósmico integral (cuerpo psíquico), salud integral, higiene corporal y ambiental. El amor a uno mismo y a la propia vida, principio básico de toda ética.

.   asombro ante la estética del cosmos que deriva en  la estética de la casa familiar y de la escuela.
Casa y Escuela, nuestro hábitat, reflejo de la armonía del universo, de su belleza, de su silencio, de sus sonidos y colores. Qué importante un hábitat agradable, bello y placentero!

Estos sentimientos profundos son la base de las actitudes éticas que hay que desarrollar en la educación.


Para estos puntos:

Analizar con los educandos las variadas formas de cuidar el medio ambiente, la flora y fauna, el agua y el aire, comenzando por la propia casa, barrio y escuela. 

– De cuidar y preservarlo ya que muchos elementos del medio ambiente no son renovables, por ejemplo, el agua, la tierra fértil, los bosques, etc.

– Conocer nuestro cuerpo y los cuidados necesarios para mantener la salud con  higiene, alimentación sana, ejercicio corporal y aprendizaje intelectual, etc.
Ver esto según las diversas edades, sexo y ambiente cultural.

– Desarrollar  la reflexión y meditación, desde la interioridad, algo tan descuidado en Occidente.

Mirar para adentro y encontrarnos con lo más profundo de nuestro ser, ser que se refleja y es parte de un inmenso cuerpo que contiene a nuestro cuerpo-psíquico-espiritual. 

Que los educandos aprendan a observar, a admirar, a comtemplar, a sentir, a sentir que sienten, a quedarse en silencio contemplando, a mirarse a sí mismos, a sentirse integrados con toda la naturaleza cósmica y humana.

Esto requiere:

Una educación en la complejidad (la relidad natural y cultural es compleja) 
con trabajo en equipo, inter-terdisciplinario,
en diálogo constante,
en una tarea creativa,
con un proceso de unificación e integración de los conocimientos y experiencias.
   

 

DOCUMENTO 2       PLANTEAMIENTO ACTUAL DE LA CIENCIA 


Transcribimos algunos textos del Capítulo 1 «El mito de la ciencia objetiva» de Fernando Schwarz en «Mitos, Ritos, Símbolos» (Editorial Biblos, Bs As 2008).
 


Hoy se ha superado la ciencia europea y blanca, racista y colonialista, racionalista y positivista, y nos hallamos con una nueva ciencia que ha superado el mito de la ciencia objetiva, pues La nueva visión de la realidad se basa en una conciencia de la interdependencia esencial de todos los fenómenos, físicos, biológicos, psicológicos, socioculturales o espirituales. (Fritjpf Capra).

Al mismo tiempo se sabe que la masa y la energía se invierten en formas intercambiables y el principio de causalidad ha perdido parte de su validez, pues el hombre se ve inmerso en un crisol, donde se agitan las múltiples frecuencias de una misma energía  (Max Guilmot)


No somos un simple observador sino un verdadero participante en esto que observamos y representamos. Las leyes físicas son leyes de la materia y de la mente, y no leyes de la materia sola (Charon)
 

Por eso los mensajes de unidad del universo de las antiguas sabidurías de Oriente y Occidente, hoy son actualizados por las ciencias físicas y biológicas, que redescubren un universo complejo donde todo está en todo, así como la interferencia de lo que está arriba con lo que está abajo.

Nos alejamos cada vez más de la posición oficial del siglo 19 según la cual el hombre es un extranjero en el universo, y la aparición de la vida un fenómeno altamente improbable. Antes éramos los gitanos del Universosobre el supuesto de que estábamos de más, de que somos un accidente en el cosmos. Actualmente, por el contrario, tendemos a pensar que somos los hijos del Universo, engendrados por él (Jaques Menod) 


Por eso, dice Morin (Pensamiento Complejo), que aparece la nueva ciencia que deberá establecer la articulación entre la física y la vida, entre la complejidad microfísica y la complejidad biológica, entre lo viviente y lo humano. Es estimulante considerar el mundo, la vida, el hombre, como sistemas abiertos.
 


Por lo tanto lo viviente no es una simple máquina, pues el mundo es un conjunto complejo, un sistema de relaciones e integración. Así, la visión del universo cerrado, compuesto de estratos superpuestos evolucionando de forma paralela, sin interferencias convergentes, está a punto de romperse en añicos.


Ya no ignoramos que ninguna teoría, incluyendo la científica, puede agotar la realidad que está condenada a quedarse abierta, inacabada. La era de la teoría abierta, multidimensional y compleja ha comenzado (Morin.)
El mundo fue al principio algo homogéneo y caótico que lentamente se fue organizando, por eso lo indeterminado, el desorden, el error se integran como factores eficaces de una organización superior o autoorganización.

Es decir, nada puede excluirse y todo lo que existe tiene un sentido que debe integrarse, sin exclusión, en la realidad. Incluso el error, el desorden, la sinrazón, forman parte constituyente de la vida y le son necesarios. Por lo tanto, el hombre no es pura racionalidad sino la relación compleja entre razón y sinrazón.


Y la armonía pasa  por la integración de los contrarios. Sin lo global que es lo único capaz de unirnos a lo universal, lo particular está desprovisto de sentido. Así, pues, hay una bi-unidad de materia y mente que constituye el mundo de lo viviente
.
Nada existe aislado.


Todos los constituyentes primarios de nuestro universo (los elementos de carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, por ejemplo) están relacionados entre ellos por medio de interacciones e interferencias.

Nuestro universo es una realidad compleja, dinamizada por la paradoja de los contrarios. Es el conjunto de las leyes universales que interrelacionan a los elementos invariables que constituyen la complejidad. Se trata más una noción de cualidad y de cantidad de interacciones entre los elementos que una simple cantidad de elementos.


La diferencia entre los elementos constitutivos (materiales) y los principios de organización (mentales) parece revelar la existencia de una biunidad materia-mente que constituiría el mundo de lo viviente.
 

Así la nueva ciencia redescubre la imaginación, única capaz de simbolizar, globalizar y asumir las contradicciones del universo.

Y si la razón se expresa por el concepto, la imaginación lo hace por el símbolo.Al descubrir este sentido complejo y profundo del universo y de la vida, tomamos contacto con la vieja sabiduría de los pueblos, con sus mitos y símbolos, sin que ello signifique creer en sus dioses.


Se trata de volver a enraizarnos en una visión eterna y renovada del cosmos: y eso es lo sagrado, lo profundamente religioso, y para ello necesitamos conciliar la mente con la imaginación profunda, la razón con los grandes sentimientos y el amor, la vida cotidiana con el sentido total de la vida.

No solo conciliamos tantos opuestos que conforman la totalidad, sino que buscamos el centro, ese lugar simbólico desde donde miramos tota la realidad y desde donde encontramos un sentido a  la vida y al cosmos 


Hoy en día, tanto la ecología como la amenaza atómica nos hacen descubrir la fragilidad de los sistemas en los que vivimos. Asimismo, la toma de conciencia del proceso de complejidad creciente del universo, con el juego continuo entre lo real y lo potencial, nos hace comprender no solamente la fragilidad de nuestra vida cotidiana sino la del equilibrio cósmico de  la que las sociedades tradicionales tenían conciencia perfectamente. Si una sociedad humana llega a recrear de una manera conciente los principios de organización de lo viviente en el seno de su grupo, puede establecer, por resonancia, una comunicación conciente con los diferentes planos vibratorios de la creación”. 
 


El diálogo estimulador del pensamiento complejo que Morin propone a todos los que, ya sea desde la cátedra o los ámbitos más diversos de la práctica social, desde las ciencias duras o blandas, desde el campo de la literatura o la religión, se interesen en desarrollar un método complejo de pensar la experiencia humana, recuperando el asombro ante el milagro doble del conocimiento y del misterio, que asoma detrás de toda filosofía, de toda ciencia, de toda religión, y que aúna a la empresa humana en su aventura abierta hacia el descubrimiento de nosotros mismos, nuestros límites y nuestras posibilidades. 
 


Vivimos un momento en el que cada vez más entendemos que el estudio de cualquier aspecto de la experiencia humana ha de ser, por necesidad, multifacético.

En que vemos cada vez más que la mente humana, si bien no existe sin cerebro, tampoco existe sin tradiciones familiares, sociales, genéricas, étnicas, raciales, que sólo hay mentes encarnadas en cuerpos y culturas, y que el mundo físico es siempre el mundo entendido por seres biológicos y culturales.


Al mismo tiempo, cuanto más entendemos todo ello, más se nos propone reducir nuestra experiencia a sectores limitados del saber y más sucumbimos a la tentación del pensamiento reduccionista, cuando no a una seudocomplejidad de los discursos entendida como neutralidad ética.


Cuando nos asomamos a entender el mundo físico, biológico, cultural en el que nos encontramos, es a nosotros mismos a quienes descubrimos y es con nosotros mismos con quienes contamos.

El mundo se moverá en una dirección ética, sólo si queremos ir en esa dirección. Es nuestra responsabilidad y nuestro destino el que está en juego. El pensamiento complejo es una aventura, pero también un desafío.  


  
NOTA: Todos los subrayados de los Documentos no son del original sino míos.


Continúa en el Próximo c)

Envía un Comentario del Artículo


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/formacio/public_html/website/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *