Expresión corporal: el cuerpo en movimiento. Conconi y Marchini

EXPRESION CORPORAL – EL CUERPO EN MOVIMIENTO

Prof. Carmen Conconi y Andrea Marchini

…Es nuestro medio de poseer el mundo.”Marleau Ponty

INTEGRIDAD:

hacer sentir y pensar desde el cuerpo implicado en el acto de aprender. Desde el nacimiento el niño establece un diálogo corporal con el mundo, motivado por sus necesidades. La aparición de la sonrisa alrededor del tercer mes de vida, humanizará la relación, será la respuesta al reconocimiento de otro. El nacimiento de un ser social.
Entonces la rigidez y la quietud, el grito y la sonrisa, la alerta y el sueño van a significarnos muchas cosas más que el simple acto motor: nos darán cuenta de las necesidades de ese sujeto que está construyendo su identidad.

El tiempo hará que exista un espacio de diferenciación entre el cuerpo propio y el materno y el lenguaje se irá enriqueciendo del caos sensorial y la aparición de la palabra se sumará a este proceso de representación y simbolismo, pudiendo ir fluidamente del acto al pensamiento y sumar el movimiento entre otras expresiones: dibujo, pintura, escritura, sonido, etc.

El hombre es un ser social es decir que sus satisfacciones se vehiculizan a través de las relaciones con los otros. No podemos concebir al hombre aislado, aun trabajando solo, está rodeado de imágenes, ideas, representaciones, producto de sus relaciones con los otros.
Una educación hacia la preservación, el cuidado del hombre, el respeto por los valores más importantes, tales como la identidad, la vida, la libertad, son el desafío.

Un alumno es un ser que está vivo, en movimiento, que duda, sabe, busca, renuncia, elige, sufre y goza, piensa y actúa y en este proceso de aprender, también enseña y un maestro es un ser que está vivo, en movimiento que duda, sabe busca y renuncia al elegir, sufre, goza, piensa y actúa en el acto de enseñar, también aprende.
Los niños de hoy viven muchas veces las situaciones emocionales de los adultos y necesitan descargar, relajar, desinhibirse y canalizar sus energías y emociones de una manera apropiada.

Con la expresión corporal su vida se ve enriquecida por in elemento más de expresión que junto con el lenguaje, la música, las artes plásticas y el teatro, lo conducirán a manifestarse como ser humano.

Expresión corporal es el lenguaje del cuerpo usado como instrumento capaz de expresarse por si solo. Lenguaje universal y común que permite a los seres comunicarse con ellos mismos y con los demás y hacerlo de acuerdo a su sentir.

Cuando hablamos de expresión corporal se la asocia a disciplinas como la danza, la pantomima o educación física. Si bien no las sustituye, toma elementos de ellas complementándolas y enriqueciéndolas.
La expresión corporal es una actividad psicofísica que da lugar a la creación de estímulos y situaciones que favorecen la liberación interior y orientan al niño, permitiéndole expresarse con total plenitud.Las acciones no son impuestas sino sugeridas por los estímulos. Como consecuencia de estos, surgirá la reacción del niño a través de la corporización de la imagen puntualmente con la acción y la expresión.

A pesar de la espontaneidad de los movimientos, deben ser realizados con seguridad, equilibrio y expresión; la mecanización está ausente.En los primeros contactos que el niño realiza con el movimiento, algunos suelen sentirse inhibidos para expresarse, es entonces, la docente el vínculo que los llevará acompañándolos en la acción con una actitud afectiva, impulsando, apoyando y orientando al pequeño en su evolución natural y llegará el momento en que sentirán la necesidad de desprenderse de ese apoyo, para entregarse por si solos a la expresión corporal.

Es indispensable que el niño se encuentre cómodo para realizar con libertad y placer todo tipo de movimientos.Al saber más acerca de su cuerpo y del de los demás sabe más y mejor quién es él y quienes son los otros. Para afirmar su identidad necesita estructurar su imagen corporal. Las actividades apuntan a que el niño valore y quiera su propio cuerpo, logre descubrirlo, conocerlo, utilizarlo y vivenciarlo.

A través de los sentidos se desarrolla el aprendizaje y también incorporando elementos de otras áreas como la música, el teatro, la literatura, etc., ya que cada una se nutre de la otra y en muchas ocasiones es muy sutil el límite donde la plástica se transforma en teatro, literatura o música.

Para poder captar al mundo, decodificarlo, recomponerlo e interpretarlo necesitamos tener nuestros sentidos afinados y entrenados, así como para poder accionar en el mundo al manifestarnos como seres íntegros, por medio del movimiento, la palabra, el sonido, la plástica, etc.
La plástica es una herramienta que posibilita el desarrollo de la creatividad, la libertad de expresar y de comunicar lo que somos.

El arte nos proporciona la oportunidad de acercarnos observar los cambios que se producirán en el niño, a través de la evolución del pensamiento, sus sentimientos y sus percepciones. Será importante privilegiar la creatividad, ya que posiblemente no retraten la realidad, no respeten el tamaño del objeto, ni su ubicación en el espacio, pero a través de sus trabajos se denotarán sus estados de ánimo, siempre que les permitamos sacar lo que tienen dentro para depositarlo en sus creaciones.
Es creando como el niño se está autoafirmando.

El maestro favorecerá con un clima tranquilo y abierto para que puedan formarse y expresarse en forma individual y grupal, jugar con la música, con el cuerpo, con las formas y los colores, con las situaciones, con los objetos.“Hoy sabemos que se forman las imágenes al integrar percepciones, que uno percibe como resultado del movimiento, el componente motor es fundamental no solo como expresión sino como fundador de imágenes sensoperceptivas.

Al chico antes se lo fajaba y prohibía moverse, ahora sabemos que si el chico no se mueve y no experimenta en la práctica, no podrá captar conceptos ni abstracciones lingüísticas, lógicas y matemáticas y por otro lado si un adulto deja de tener una rica vida de movimiento y percepción, abre la brecha entre su imaginación y su vida corporal; se irá empobreciendo o fijando en lo que una vez recogió de la realidad sin retro-alimentarse y enriquecerse constantemente como resultado de una práctica consciente.” Francisco Berdichevsky.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *