Teoría de la comunicación humana. Watzlawick

TEORÍA DE LA COMUNICACIÓN HUMANA 

Paul Watzlawick 

1. Introducción 


Un fenómeno permanece inexplicable en tanto el margen de observación no es suficientemente amplio como para incluir el contexto en el que dicho fenómeno tiene lugar. El observador de la conducta humana pasa de un estudio deductivo de la mente al estudio de las manifestaciones observables de la relación.
El vehículo de tales manifestaciones es la comunicación.

El estudio de la comunicación humana puede dividirse en tres áreas: semántica, sintáctica y pragmática.
La semántica abarca los problemas relativos a transmitir información.
La comunicación afecta a la conducta, y este es un aspecto pragmático.
Así toda conducta es comunicación, y toda comunicación afecta a la conducta.
Nos interesa el efecto de la comunicación sobre el receptor y el efecto que la reacción del receptor tiene sobre el emisor.


Noción de Función y Relación


Las variables no tienen un significado propio, sino que resultan significativas en su relación mutua, esto constituye el concepto de función.
Las investigaciones sobre los sentidos y el cerebro han demostrado acabadamente que sólo se pueden percibir relaciones y pautas de relaciones, y que ellas constituyen en esencia la experiencia.

Así, la esencia de nuestras percepciones no son cosas sino funciones y éstas no constituyen magnitudes aisladas sino signos que representan una conexión, una infinidad de posiciones posibles de carácter similar.


Información y retroalimentación


La retroalimentación puede ser positiva o negativa.
La negativa caracteriza la homeostasis (estado constante) por lo cual desempeña un papel importante en el logro y mantenimiento de la estabilidad de relaciones.

La positiva lleva al cambio, o sea a la pérdida de estabilidad o de equilibrio.
Los grupos interpersonales (grupos de desconocidos, parejas, familias, etc.) pueden entenderse como circuitos de retroalimentación, ya que la conducta de cada persona afecta a la de las otras, y la de los demás a ésta.


Redundancia


La redundancia ha sido ampliamente estudiada en dos de las áreas de la comunicación humana, en la sintáctica y en la semántica.
Cada uno de nosotros posee vastos conocimientos acerca de la legitimidad y probabilidad estadística inherentes tanto a la sintáctica como a la semántica de las comunicaciones humanas.

Desde el punto de vista psicológico este conocimiento resulta interesante por el hecho de hallarse casi por completo fuera de la percepción humana.
Nadie, excepto un experto puede establecer las probabilidades de las secuencias o los órdenes jerárquicos de las letras y palabras en un lenguaje dado, a pesar de lo cual todos podemos percibir y corregir un error de imprenta, agregar una palabra que falta, etc.  

La redundancia pragmática es cuando contamos con un monto elevado de conocimientos que nos permiten evaluar, modificar y predecir la conducta.


Metacomunicación
 


La metacomunicación es cuando dejamos de utilizar la comunicación para comunicarnos “contenidos” y la usamos para comunicar algo acerca de la comunicación.
Así utilizamos conceptualizaciones que no son parte de la comunicación en sí sino que se refieren a ella (l tono de voz puede indicar una orden o el pedido de un favor…)


2. Algunos axiomas exploratorios de la comunicación

1º Axioma: La imposibilidad de no comunicar


Se llama mensaje a cualquier unidad comunicacional singular, o bien se habla de comunicación cuando no existen posibilidades de confusión.
Una serie de mensajes intercambiados entre personas recibe el nombre de interacción, ya que constituyen un nivel más elevado en la comunicación humana.

Si se acepta que toda conducta en una situación de interacción tiene un valor de mensaje, es decir, es comunicación, se deduce que por mucho que uno lo intente, no puede dejar de comunicar.
Cualquier comunicación implica un compromiso y define el modo en que el emisor concibe su relación con el receptor.


2º Axioma: Los niveles de contenido y relaciones de la comunicación


Toda comunicación implica un compromiso y por ende, define una relación. Una comunicación no solo transmite información sino que al mismo tiempo, impone conductas. Siguiendo a Bateson, estas dos operaciones se conocen como los aspectos referenciales y connotativos de toda comunicación.

El aspecto referencial de un mensaje transmite información, por ende en la comunicación humana es sinónimo de contenido del mensaje.

El aspecto connotativo se refiere a qué tipo de mensaje debe entenderse que es, y por ende, en última instancia, la relación entre los comunicantes.
El aspecto referencial transmite datos de la comunicación y el connotativo dice cómo debe entenderse la misma (así si el hijo dice salgo esta noche, puede interpretarse como información o como pedido de permiso)


La relación
puede expresarse en forma verbal gritando o sonriendo, y puede entenderse claramente a partir del contexto en que tiene lugar. La capacidad para metacomunicarse en forma adecuada constituye no sólo condición sine qua non de la comunicación eficaz, sino que también está íntimamente vinculada con el complejo problema concerniente a la percepción del self y del otro.


Así llegamos al 2º axioma “Toda comunicación tiene un aspecto de contenido y un aspecto relacional tales que el segundo clasifica al primero y es, por ende, una metacomunicación”.


3º Axioma: La puntuación de la secuencia de los hechos
.


La puntuación organiza los hechos de la conducta.(Así en una discusión A ataca y B se defiende…)
La falta de acuerdo con respecto a la manera de puntuar la secuencia de los hechos es la causa de incontables conflictos en las relaciones.
Así llegamos al 3º axioma “La naturaleza de una relación depende de la puntuación de las secuencias de comunicación entre los comunicantes”


4º Axioma: Comunicación digital y analógica
.


Estos dos tipos de comunicación -uno mediante la semejanza auto explicativa y otro mediante una palabra- son, desde luego, equivalentes a los conceptos de las computadoras analógicas y digitales.

Las palabras son signos arbitrarios que se manejan de acuerdo con la sintaxis lógica del lenguaje.

La comunicación analógica es toda comunicación no verbal, incluyendo la postura, los gestos, las expresiones faciales, el tono de voz, la secuencia, el ritmo y la cadencia de las palabras.

Los seres humanos
se comunican tanto digital como analógicamente.
El lenguaje digital cuenta con una sintaxis lógica sumamente compleja y poderosa, pero carece de una semántica adecuada en el campo de la relación, mientras que el lenguaje analógico posee la semántica pero no una sintaxis adecuada para la definición inequívoca de la naturaleza de las relaciones.


5º Axioma: Interacción simétrica y complementaria.


En una relación complementaria un participante ocupa la posición superior o primaria mientras el otro ocupa la posición correspondiente inferior o secundaria.

En la simétrica ambos se viven como iguales (hermanos entre sí, alumnos…)


3. La comunicación patológica
 


Cada uno de los axiomas antes mencionados implica ciertas patologías.


1° Axioma
: La imposibilidad de no comunicarse.

Una situación típica conflictiva de esta clase es un encuentro entre dos desconocidos, uno de los cuales quiere establecer una conversación y el otro no, por ejemplo, dos pasajeros en un avión que comparten un asiento.
Supongamos que A sea el que no quiere hablar. Hay dos cosas que no puede hace, no puede abandonar físicamente el campo y no puede no comunicarse. La pragmática de este contexto comunicacional se ve así limitada a unas ciertas reacciones posibles:


a. Rechazo de la comunicación: A puede hacer sentir a B, en forma más o menos descortés, que no le interesa conversar.


b. Aceptación de la comunicación: A terminará por ceder y entablar conversación.


c. Descalificación de la conversación: A puede defenderse mediante una técnica de la descalificación, esto es, puede comunicarse de manera tal que su propia comunicación o la del otro queden invalidadas (cambios de tema, oraciones incompletas).


d. El síntoma como comunicación: A  puede fingir somnolencia, sordera, borrachera, ignorancia del idioma o cualquier otra deficiencia o incapacidad que justifique la imposibilidad de comunicarse.


2° Axioma: La estructura de los niveles de la comunicación: contenido y relació
Variaciones posibles:


1. En el mejor de los casos, los participantes concuerdan con respecto al contenido de sus comunicaciones y también al de relación.


2. En el peor de los casos, encontramos la situación inversa: los participantes están en desacuerdo con el contenido y también con la relación.


3. Entre ambos extremos hay varias formas mixtas importantes:


a. Los participantes están en desacuerdo con el nivel de contenido pero ello no perturba su relación


b. Los participantes están de acuerdo con el nivel de contenido pero no en el de su relación


c. Otra posibilidad son las confusiones entre los dos aspectos, “contenido y relación” (Así una pareja que constantemente discute todos los contenidos sin darse cuenta que su problema es la mala relación que tienen y que los hace discutir de todo)


d. Por último, están todas aquellas situaciones en las que una persona se ve obligada de un modo u otro a dudar de sus propias percepciones en el nivel del contenido a fin de no poner en peligro una relación. (Por no perder a un amigo, se cede en una discusión con él sobre equis tema)

En los trastornos de la comunicación debidos a la confusión entre el contenido y la relación, el desacuerdo puede surgir en cualquiera de los dos niveles, y ambas formas dependen una de la otra.


Definición del self y del otro
 


En el nivel relacional
las personas proponen mutuamente definiciones de esa relación.


Confirmación:


La persona P puede ofrecer a la otra, O, una definición de sí misma (Te hablo como superior…)

O  acepta y confirma esa definición que da P de sí mismo.


Rechazo


El rechazo presupone por lo menos un reconocimiento limitado de lo que se rechaza y, por ende, no niega necesariamente la realidad de la imagen que P tiene de sí mismo; de hecho ciertas formas de rechazo pueden ser constructivas (El hijo adolescente que ya no acepta cierto rol autoritario del padre)


Desconfirmación


No se refiere a la verdad o a la falsedad de la definición que P da de sí mismo, sino más bien, O niega la realidad de P como fuente de tal definición.
La desconfirmación afirma de hecho: “Tú no existes para mi”.

 
Niveles de percepción interpersonal 


Estamos en condiciones ya de volver a la jerarquía de mensajes que surge cuando analizamos la comunicación en el nivel relacional.
Hemos visto que ante la definición que P da de sí mismo, O puede dar tres respuestas posibles: confirmación, rechazo o desconfirmación.
Por medio de cualquiera de ellas O comunica: “Así es como yo te veo”.
Esto lleva a contextos metacomunicacionales cuya complejidad hace tambalear la imaginación y que sin embargo, tienen consecuencias pragmáticas muy específicas.

 

Impenetrabilidad:

La visión que el otro tiene de mí es tan importante como la que yo tengo de mí mismo. Lo que hace que la impenetrabilidad sea tan difícil de resolver desde el punto de vista práctico o terapéutico es el hecho de que las relaciones no son realidades concretas, sino experiencias puramente subjetivas o construcciones hipotéticas.


Si los órganos de la percepción interpersonal son impenetrables, esta ceguera inevitablemente lleva a conflictos para los cuales sólo dos motivos parecen posibles: locura y maldad. (El otro está loco o tiene mala intención)
Estos conflictos relacionales constituyen patrones cuya comprensión permite ver bajo una nueva luz muchos de los cuadros clínicos de la psicopatología tradicional e innumerables conflictos, por ejemplo, de pareja.


3° Axioma: La puntuación de la secuencia de los hechos.


Las discrepancias en cuanto a la puntuación de las secuencias de hecho tienen lugar en todos aquellos casos en que por lo menos uno de los comunicantes no cuenta con la misma cantidad de información que el otro, pero no lo sabe.
Lo que podemos observar en casi todos estos casos de comunicación patológica es que constituyen círculos viciosos que no se pueden romper a menos que la comunicación misma se convierta en el tema de comunicación, o sea hasta que los comunicantes estén en condiciones de metacomunicarse.


Profecía autocumplidora
.
Se trata de una conducta o mensaje que provoca en los demás la reacción frente a la cual esa conducta sería una reacción apropiada. Lo que caracteriza la secuencia y la convierte en un problema de puntuación es que el individuo considera que él sólo está reaccionando ante esas actitudes, y no que las provoca (si piensa y se lamenta:  nadie me quiere… todos terminan por no quererlo a causa de su actitud)


Errores de traducción entre el material analógico y digital
.
Todos los mensajes analógicos invocan significados a nivel relacional, constituyen propuestas acerca de las reglas futuras de la relación. Al traducir el material analógico al lenguaje digital, deben introducirse las funciones lógicas de verdad, pues éstas faltan en el modo analógico. Es muy difícil trasmitir el no digital al lenguaje analógico. El ritual puede ser el proceso intermedio entre la comunicación analógica y la digital (delfín que muerde despacio al hombre para demostrarle que si no lo lastima el no lo va a lastimar).


Patologías potenciales en la interacción simétrica y complementaria
.

          En una relación simétrica (entre iguales) existe siempre el peligro de la competencia y los celos.

          Complementariedad rígida. Equivale a desconfirmaciones antes que a rechazos del self del otro y a roles rígidos.. (Un profesor que adentro del aula mantiene su rol superior y pretende hacer lo mismo con su esposa o con sus alumnos en otra circunstancia) Así, según el contexto, el mismo patrón puede ser acabadamente confirmador del self en un momento y desconfirmador en una etapa posterior de la historia natural de una relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *