La buena respiraciòn: fundamental para el ser humano

LA BUENA RESPIRACIÒN: FUNDAMENTAL PARA EL SER HUMANO. Varios

 El oxígeno es de vital importancia para nosotros, ya que gracias a él demostramos salud, energía y debido a la gran contaminación que generamos en el medio ambiente y a la calidad de vida muy baja que tenemos, no lo podemos aprovechar como deberíamos.

Estudios que se han realizado en ciudades con una tecnología de un gran nivel de avanzada revelan que las principales causas de muerte son la diabetes, artritis, cáncer, obesidad y enfermedades coronarias. Estos son derivados y resultantes de que cada día nos exponemos al aire que está contaminado, al agua que también tiene un nivel importante de contaminación, y a alimentos que no tienen nutrientes necesarios y además están conservados con químicos peligrosos.

Y si a todo esto le sumamos nuestros malos hábitos como el beber en exceso, hablando de alcohol claro está, y la vida sedentaria o falta de ejercicio, deriva todo en un malestar general para nuestro cuerpo que tanto necesita de ejercicio, nutrientes y cuidados.

Debemos encontrar actividades que nos puedan ayudar a sobrellevar el estrés diario, una buena dieta nos ayudará a fortalecer nuestro sistema inmune y a balancear todos los aspectos del organismo. Debemos también tratar de reparar el daño celular que hemos ocasionado a nuestro cuerpo, y limpiar además a nuestro cuerpo de peligrosas toxinas que puedan resultar perjudiciales.

Importancia del Oxígeno en el Cuerpo Humano

El oxígeno en el cuerpo humano tiene un rol fundamental al permitir a la generación de energía a nivel celular. Así, el oxígeno tiene un rol vital en lo que respecta al desarrollo de la vida para la mayoría de los seres vivos, incluyendo en este caso al ser humano.

Las células requieren de energía para su mantenimiento y desarrollo, energía que obtienen de la combinación de distintas sustancias químicas con el oxígeno que se respira. No obstante, la energía que se obtiene de estos procesos solo puede mantenerse por poco tiempo a nivel celular, es decir, es utilizada casi inmediatamente. Esta circunstancia hace que deba entrar continuamente oxígeno a las células y por lo tanto deba entrar continuamente oxígeno al cuerpo humano (y al cuerpo de otros animales).

Así, la respiración a partir de los pulmones garantiza que esta renovación continua del gas se lleve a cabo de forma sistemática; en caso de que la misma se viese obstaculizada por alguna circunstancia, el resultado más probable sería la muerte.

Una vez que el oxígeno entra a los pulmones, éste entra en contacto con la sangre y comienza su recorrido mediante la misma para llegar a cada célula del organismo. Existen vasos sanguíneos específicamente dedicados a transportar sangre rica en oxígeno y otros vasos sanguíneos que se especializan en transportar sangre pobre en este elemento. Dada la importancia de este mecanismo, de este proceso para suplir a cada rincón del cuerpo humano, es entendible que en este sentido exista un comportamiento automático, independiente de la voluntad humana; de esta manera, tanto la respiración como el bombeo de sangre se ejecutan de forma involuntaria.

 

En algunas circunstancias concretas podemos experimentar la dificultad que representa la falta de oxígeno. Un claro ejemplo de esta situación se presenta cuando realizamos un ejercicio físico bastante prolongado e intenso. En estos casos experimentaremos una necesidad del mismo, necesidad que nos hará agitarnos y respirar con mayor velocidad y profundidad. Este fenómeno se explica fundamentalmente por el hecho de que el cuerpo requiere de una mayor cantidad de energía para realizar estas actividades, cantidad de energía que tiene su correlato en una mayor cantidad de oxígeno.

BENEFICIOS DE LA OXIGENACIÓN Y SUS EFECTOS EN EL ORGANISMO

El cuerpo humano está compuesto por algo así como 1.000 billones de células, bastante más que todas las estrellas que componen nuestra Galaxia.

De todas estas células 600.000 millones mueren cada DIA siendo reemplazadas por igual número. Es decir, cada segundo nuestro cuerpo regenera más de 10 millones de células.

Efectos del oxígeno

  1. Relajación: Un estado en el que te sientes tranquilo, sereno, bienestar y paz general.
  2. Energizante: Aumento de energía, concentración y despierto.
  3. Felicidad interna: Buen humor, amabilidad.
  4. Flotamiento: Es como si subieras a otro nivel de energía, como si el peso corporal de tu cuerpo se reduce considerablemente.
  5. Promueve: La reproducción y regeneración celular.

 Beneficios de la Oxigenación celular

La buena oxigenación trata, cura y erradica la mayoría de las enfermedades, trastornos, malestares y problemas de salud. Un medio ambiente contaminado impide la adecuada reproducción y regeneración celular.

 Beneficios prácticos:

  •  Aumentan la reproducción celular par que el organismo pueda auto curase.
  • Mejora sistema inmunológico y sistema nervioso.
  • Reduce la presión sanguínea y riesgo de infarto.
  • Mejora las condiciones diabéticas.
  • Acelera la cicatrización de heridas en personas diabéticas.
  • Mejora el funcionamiento de todos los órganos.
  • Incrementa la energía (él oxígeno brinda un 90% de la energía corporal, los alimentos el 10% restante).
  • Mejora la memoria.
  • Reduce la aparición de varices y celulitis.
  • Mejora la digestión y el trabajo metabólico.
  • Reduce la fatiga, mejora el descanso y el sueño natural.
  • Reduce la concentración de grasas.
  • Mejora la relajación mental.
  • Mejora el rendimiento físico.
  • Es un remedio natural para dolores de cabeza, migrañas y resacas.
  • Incrementa la producción de melanina.
  • Fortalece el cabello y mejora la suavidad de la piel.
  • Repone rápidamente la energía corporal.
  • Ayuda a filtrar las toxinas de la sangre.

 Importancia del oxígeno

El oxígeno es un gas esencial para el ser humano. Él oxígeno es soporte del proceso de “combustión vital” que mantiene la vida humana. Una persona puede vivir durante semanas sin comida o durante días sin agua, sin embargo, sin oxígeno morirá en cuestión de minutos.

El cuerpo humano necesita tener oxígeno para transformar los carbohidratos, grasas y proteínas de nuestra dieta en calor, energía, y vida. Este proceso es conocido como “metabolismo”.

El oxígeno es el elemento esencial en los procesos respiratorios de la mayor parte de las células vivas. Respiramos cerca de 20.000 veces por día, y estudios recientes han demostrado que nuestra capacidad pulmonar decae un 5% por cada década de vida, esta deficiencia nos genera una cada vez menor absorción de oxígeno para nuestro organismo. La sangre es la encargada de nutrir con oxígeno a todo el cuerpo, luego recolecta las toxinas y las elimina pudiendo así recomenzar el ciclo.

El oxígeno compone en un 90% las moléculas de agua, y nuestro cuerpo tiene un 65 a un 75% de agua, así mismo nuestro cerebro que es solo el 2% de la masa total del cuerpo, requiere el 20% de la oxigenación total del cuerpo. Cuando los niveles de oxígeno se incrementan, las células sanguíneas reciben una carga extra de oxígeno y lo proveen al tejido, remueven más fácilmente gases y toxinas ayudando a las células a realizar un óptimo funcionamiento.

Los virus y las bacterias son incapaces de sobrevivir en un medio oxigenado, por lo tanto un organismo correctamente oxigenado opone resistencia a distintos tipos de infecciones, ayuda a eliminar distintos tipos de ácidos, por ejemplo el ácido láctico que se produce luego de una actividad física, enciende las reacciones químicas normales de nuestro metabolismo ayudando a quemar grasas con facilidad y a proveernos una inmediata sensación de bienestar.

Los atletas requieren una mayor oxigenación para convertir carbohidratos, azucares, grasas y proteínas en una fuente de calor y energía para su actividad, el oxígeno es el   “combustible” necesario para convertir todos estos componentes en ENERGÍA y de esa forma poder “oxidarlos” más rápidamente.

El Aire Enriquecido en Oxigeno no solo mejora el desarrollo y crecimiento de nuestro cuerpo. Respirar es una de nuestras funciones primordiales, que puede tornarse saludable y benéfico de acuerdo al tiempo que le dediquemos diariamente a respirar aire enriquecido en oxígeno. Respirar es el mejor método de distribuir elementos y nutrientes en nuestro organismo, y en las personas que realizan esta práctica diariamente son notables las mejorías en corto plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *