Nuevas tendencias en métodos pedagógicos

LAS NUEVAS TENDENCIAS EN MÉTODOS PEDAGÓGICOS QUE ESTÁN CAMBIANDO LA FORMA DE EDUCAR

Las nuevas generaciones de alumnos reclaman nuevos métodos de enseñanza más acorde a sus perfiles.

Gracias a la globalización, los avances científicos y del conocimiento, la presencia de las nuevas tecnologías y las nuevas exigencias del mercado laboral, el proceso educativo está cambiando, favoreciendo la aparición de los llamados “nuevos modelos de aprendizaje”.

Estas tendencias suponen un soplo de aire fresco a la hora de estimular la creatividad y el aprendizaje, además abre un mundo a la hora de crear, compartir, comunicar y desarrollar habilidades.

El estudio Perspectivas 2014: tecnología y pedagogía en las aulas, desarrollado por el Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona y aula Planeta, expone que, en 2017, las nuevas metodologías pedagógicas se harán realidad en las aulas propiciada, especialmente, por la introducción de las TIC y los dispositivos digitales en las aulas.

Además, según el estudio, la implantación de estas metodologías en las aulas propiciará un incremento de la actividad teóricas y práctica de los escolares, una mayor cercanía a la experiencia directa y una apertura de la enseñanza y el aprendizaje al entorno.

Nuevos métodos que revolucionarán la educación

  • Aprendizaje basado en proyectos reales (ABP o PBL)

En este método educativo los estudiantes adquieren un rol activo, incrementando el interés del alumno entorno a un tema que le motiva y donde ellos mismos planean, implementan y evalúan proyectos que tienen aplicación en el mundo real más allá del aula de clase.

Los alumnos desarrollan habilidades y competencias, tales como colaboración, planeación de proyectos, comunicación, toma de decisiones y manejo del tiempo. Además, aumenta su motivación, integran lo aprendido en la escuela en el mundo real, desarrollan habilidades de colaboración para construir conocimiento, aprenden a utilizar la tecnología y aumentan su autoestima.

  • Flip teaching

La “enseñanza movida” es una pedagogía que propone una enseñanza dentro y fuera del aula en la que el estudiante tendrá acceso a materiales preparados por el docente como vídeos, podcasts y lecturas que se podrán visualizar gracias a la implementación de herramientas y servicios online. Es decir, encaja con los patrones de comportamiento de los nativos digitales y convierte esa tecnología en un aliado para los docentes y alumnos.

Esto permite a los alumnos ir a su propio ritmo y revisar el material las veces que les apetezca.

  • Aprendizaje colaborativo

Esta nueva pedagogía se basa en el planteamiento de actividades en las que los alumnos con diferentes niveles de habilidad, tienen que trabajar en equipo e interactuar para conseguir un objetivo común, para obtener los mejores resultados de aprendizajes tanto a nivel individual como grupal.

Las TIC y las nuevas tecnologías, así como determinadas estrategias favorecen el trabajo en colectivo, desarrollando habilidades individuales de aprendizaje y de desarrollo personal y social.

  • Enseñanza por competencias

Esta pedagogía lo que intenta es desarrollar las capacidades, habilidades y actitudes de los alumnos para que sepan cómo aplicar lo que ha aprendido en la vida real. Además, la educación por competencias permite que los escolares encuentren sentido social y utilidad a lo que aprenden, lo cual los motiva a seguir aprendiendo y a ser autónomos en la vida y en el trabajo.

  • Aprendizaje analítico

Este favorece el uso de los medios digitales para potenciar las capacidades del estudiante, al cual se le suministra por ordenador contenidos, ejercicios o experiencias adaptados a sus necesidades y resultados.

Su finalidad es lograr que todos los estudiantes asimilen los contenidos a su ritmo. Gracias a la personalización se puede desarrollar al máximo el talento de cada alumno.

  • Aprendizaje por exploración

El aprendizaje por descubrimiento es un tipo de aprendizaje en el que no se reciben los contenidos de forma pasiva, sino que el alumno descubre por sí mismo los conceptos y sus relaciones, y los reordena para adaptarlos a su forma de aprender.

Se encarga de potenciar la capacidad del alumno por explorar y experimentar con lo que le rodea para obtener un conocimiento de ello. Incluye retos que simulan el mundo laboral, para nutrir a los alumnos de ideas y capacidades para afrontar los problemas y resolverlos.

  • Gamificación

También conocido como Dinámicas de juegoeste método utiliza mecánicas de juego en el proceso de enseñanza para potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo y la fidelización.

Es una tendencia utilizada en ámbitos de recursos humanos y el marketing, que ahora se extiende al sector educativo por medio de videojuegos y de aplicaciones móviles dirigidas al aprendizaje como complemento a las clases, haciéndolas más divertidas.

Para dentro de un par de años se prevé que las metodologías que se instauren en las aulas escolares sean dos. Una de ellas es el aprendizaje móvil, el cual se basa en el uso de dispositivos y servicios móviles que permitan al estudiante aprender en cualquier situación, momento y lugar.

Y la segunda es la pedagogía inversa. La Flipped Classroom o Aula Invertida invierte el orden tradicional de la clase, preparándose los temas a tratar mediante la lectura o vídeos, y en clase practican esos conocimientos teóricos.

El alumno es el protagonista

Los primeros modelos de educación se orientaban hacia los contenidos, el estudiante era un mero receptor de mensaje.

Con estas nuevas técnicas para educar se pretende alcanza un aprendizaje más activo y significativo. Un punto en común de todas ellas es el de convertir al alumno en protagonista de su propio aprendizaje, que se convierta en una persona participativa, que haga preguntas y que busque respuestas.

De esta forma los estudiantes aprenden mejor y activamente en la construcción de su conocimiento mediante la combinación de experiencia, interpretación personal e interacciones con sus compañeros y profesor.

El docente como activador de ese protagonismo

Aunque el alumno sea el protagonista del aprendizaje, el papel del docente continuará siendo primordial.

Atrás queda la consideración del profesor como la única fuente de acceso y de transmisión de conocimiento, su implicación cambia. El nuevo docente debe actuar como guía y como facilitador del aprendizaje del alumno, y también, fomentar el pensamiento crítico y la reflexión sobre los materiales por medios de los cuales los estudiantes acceden a la información.

En definitiva, el profesor del siglo XXI debe dominar las nuevas tecnologías, debe ser capaz de utilizar perfectamente las herramientas tecnológicas y capaz de generar contenidos y metodologías adaptadas a ellas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *