Medicina cuántica: conexión del Universo con el ser humano. M Terán

LA MEDICINA CUÁNTICA: LA CONEXIÓN DEL UNIVERSO CON EL SER HUMANO

Mariana Terán 

“Somos polvo de estrellas” quizás suene como una idea romántica para encontrar una importancia vital dentro del infinito universo. Tal vez suene cursi en un sentido macro sin embargo, en lo más elemental de nosotros, en lo más diminuto de nuestra composición, estamos formados por las mismas partículas del universo mismo. La física cuántica sostiene esta idea. Esta ciencia se encarga de estudiar el origen, las características y las funciones de las partículas más pequeñas, incluso más diminutas que el átomo, cuyo nombre son los quarks y componen la materia de todo el universo. ¿El universo y el ser humano está conectado con el universo? Con base en la física cuántica sí, ya que no somos entes ajenos a la materia del universo. ¿La energía misma y los átomos nos pueden curar?

La medicina cuántica, conocida como medicina mente-cuerpo, es una técnica basada en una visión del ser humano conectada con la energía. Considera la relación que tiene cada persona con su entorno, ya que sostiene que el universo está relacionado a una red energética vibratoria y que actúa en una resonancia llamada coherencia. Desde la perspectiva de la medicina cántica, cuando un organismo pierde la capacidad para funcionar de manera armónica, surge lo que denominamos enfermedad. Este desorden puede manifestarse en cualquier órgano o tejido y es por ello que cada persona desarrolla una enfermedad con síntomas que se manifiestan de forma particular. En resumen, cuando se pierde la armonía, también se pierde la capacidad de mantener la salud.

Por este motivo, la terapia cuántica busca restablecer la armonía vibratoria. Cuando el cuerpo ve modificada su frecuencia vibratoria a causa del estrés, emociones negativas, experiencias dolorosas o enfermedades, se le denomina “cuerpo del dolor”. El cuerpo del dolor es el responsable del dolor crónico en nuestro organismo. Los resultados terapéutica de la medicina cuántica suele manifestarse en todo el organismo, aunque cabe destacar que permite una acción  más específica mediante dispositivos focalizadores en zonas del cuerpo que realmente  necesitan tratamiento.

Es necesario mencionar que la aplicación de la terapia cuántica no es dolorosa ni traumática, ya que el paciente es recostado en una camilla, experimenta una sensación de alivio general. Los beneficios de la terapia de medicina cuántica son inmediatos a diferencia de otros que funcionan gradualmente. Hay que tomar en cuenta que el  avance dependerá de la regularidad con la que se siga el tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *