Vínculo entre el ser humano y el cosmos. Franz Halberg

UN VÍNCULO ENTRE EL SER HUMANO Y EL COSMOS

El proyecto BIOCOS descubre la relación entre los ritmos humanos y los del universo.

Franz Halberg, el padre de la cronobiología, dirige desde el centro que lleva su nombre en la Universidad de Minnesota el proyecto BIOCOS (acrónimo de BIOsfera y COSmos) cuyo objetivo es realizar un seguimiento preventivo del ritmo de la tensión arterial de miles de personas en 23 países, a la vez que se investigan los efectos del cosmos en la fisiología y las enfermedades humanas.

Según Halberg, no existe ritmo físico en el exterior que no haya provocado la formación de un ritmo interno en el ser humano. Nuestro ciclo endógeno de sueño y vigilia se corresponde con el tiempo que tarda la tierra en girar sobre su propio eje (24 horas). El ciclo menstrual de la mujer se demora aproximadamente lo mismo que la Luna en rodear la Tierra (28 días).

Los ciclos anuales, como el de la hipertensión, que aumenta en invierno y baja en verano, tienen relación con el periodo de rotación de la Tierra en torno al Sol (365 días) y el paso de las estaciones. Además existen ritmos dependientes de la actividad de las manchas solares. Éstas generan tormentas electromagnéticas que llegan al planeta Tierra cada 10,5 años, periodo que coincide con una incidencia mayor de infartos cardiacos.

Los ritmos astronómicos están por tanto en el  origen de lo que Halberg llama “cronomas” o “estructuras del tiempo” que están grabadas en cada individuo. El “cronoma” es tan personal como su “genoma”, su código genético. El estudio del “cronoma” y de su relación con los ciclos cósmicos ha dado lugar a una subdisciplina: la “cronoastrobiología”. Uno de sus objetivos es descubrir el ciclo cósmico que está en el origen de cada ritmo biológico humano. Esta indagación puede remontarse hasta el momento del origen de la vida (dentro o fuera de la Tierra, si resulta cierta la teoría de que la vida llegó desde el espacio, transportada por cometas). Otro interés de esta ciencia es la adaptación del ser humano y otras formas de vida a las condiciones del espacio u otros planetas.

Los ritmos de la naturaleza

  •  El sueco Linneo, conocido por su sistema de clasificación botánica, ideó a mediados del siglo XVIII, un reloj floral de seis de la mañana a seis de la tarde con distintas especies de plantas cuyas flores se abren o cierran a distintas horas.
    • Los gusanos marinos Odontosyllis fertilizan sus huevos cada mes, exactamente una hora antes de que salga la luna la noche anterior a su último cuarto. Muchas especies marinas llevan a cabo sus actividades sexuales en este periodo.
    • Los gruñones de California, una especie de pez, desovan en las arenas de las playas siempre 15 minutos antes del segundo día con marea alta durante la luna llena.
    • Muchísimas especies vegetales y animales anticipan a través de su metabolismo los cambios que se producirán en la presión atmosférica dos días después. La velocidad de su metabolismo también fluctúa en armonía con el día del mes y la época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *