Cómo derrumbar tus creencias limitantes. Edith Gómez

CÓMO DERRUMBAR TUS CREENCIAS LIMITANTES

Edith Gómez

La mayoría de las personas se mueven en este mundo tomando muchas cosas por verdaderas, sin siquiera cuestionarlas. Por ejemplo, hay quienes creen, tal vez porque alguna vez lo han escuchado, que jamás en su vida podrán ganar dinero como para comprar todo aquello que deseen.

Sin embargo, esto no tiene por qué ser verdadero. Sólo se convierte en realidad cuando la persona realmente lo toma por cierto y se programa en base a esa creencia que limita sus potenciales y capacidad para dar lo mejor de su desempeño y ganar el dinero que desee.

Podríamos decir que estas creencias limitantes son todas afirmaciones que se toman como verdaderas, se integran a la realidad del sujeto y, por lo tanto, terminan condicionando la manera en la cual actúa. Es decir, quien cree que no puede ganar dinero y se apega a esa creencia, nunca podrá tenerlo verdaderamente.

Este tipo de creencias son dañinas debido a que no permiten que el individuo haga realidad sus sueños, llegue al éxito, desarrolle todas sus potencialidades, de lo mejor de sí, aprenda cada día más, entre otras, sino que lo tiene sujeto o limitado dentro de un rincón de imposibles que es su propia mente y realidad.

Algunas de estas creencias se instalan en la mente desde pequeños, y otras van surgiendo a lo largo de la vida, ya sea que lo veamos en otras personas, lo escuchemos como opiniones y las creamos ciertas, o que hayan surgido por una experiencia negativa previa.

Lo único verdadero es que, al modificar estas creencias limitantes, al derrumbarlas todas, entonces todo lo demás empezará a cambiar de manera favorable, haciendo posible obtener y lograr todo cuanto se ha soñado.o se pueda lograr, la mente entonces estará preparada para que efectivamente jamás suceda. La mayoría de las veces estas creencias limitantes esconden miedos y debilidades detrás. Cuando se piensa que algo saldrá mal, entonces aumenta la posibilidad de que ciertamente todo salga mal, porque los actos se desarrollarán en base a eso.

Algunas creencias limitantes pueden aparecer cuando se desea encontrar un empleo, pero se empieza a creer que no será posible encontrar una plaza vacante, que jamás será podrá ingresar a la plantilla porque seleccionarán a otros más capacitados, que no recibirá un buen pago, que su suerte es mala, los negocios resultan en fracasos, entre otras.

De igual modo ocurre para quienes tienen un empleo, pero desearían tener un ascenso, sólo que se enfocan negativamente el pensamiento de que no merecen el ascenso, sino otra persona más capacitada, que no podrá ocurrir porque otra persona con más preparación ocupará el cargo al cual se aspira, y otras similares.

Esto se va trasladando a todos los ámbitos de la vida, como el caso de aquellas personas que desean compartir su vida con otras personas, pero creen que son demasiado feos, que de antemano les dirán una respuesta negativa si tienden una invitación para salir.

Incluso, cuando se trata de tecnología muchas personas se impiden actualizar sus conocimientos. Creen entonces que sólo la juventud puede estar al día de todas las innovaciones, que es muy difícil, los aparatos son complicados hoy día –cuando en realidad han sido creados para brindar más facilidades y opciones a los usuarios, y otras.

Como podemos ver, estas falsas creencias pueden aparecer en cualquier ámbito de la vida. De hecho, cuando exista una, empiezan a surgir en la mente muchas más, hasta que finalmente las personas quedan paralizadas y sus vidas parecen detenerse.

Quienes han vivido un hecho negativo en sus vidas también tienden a crearse creencias limitantes, tal como los que tuvieron un mal episodio en el colegio, quizás al leer en público y ahora temen hacerlo cuando son adultos, si los maestros solían dar regaños y decir que el estudiante era inútil, o no era bueno en las clases, de manera que con el transcurrir de los años esto persiste.

En toda nuestra vida escucharemos cosas que no tienen necesariamente que ser ciertas. Siempre hemos escuchado que llorar es un asunto para débiles y está mal, que hay que hacer sacrificios grandes para poder llevar comida a la casa, quien tiene mucho dinero debe estar haciendo algo indebido o que todas las personas pueden traicionar.

falsascreencias-formación-integral

La gran noticia es que sí se puede cambiar todo lo que se ha creído hasta el día de hoy. Te mostraremos unos sencillos pasos para que termines derrumbando todas las creencias que te limitan.

Cómo derrumbar las creencias limitantes

1-Identificar la creencia que te está limitando. Te darás cuenta cuál es porque tan sólo mencionando la idea sentirás pánico. Si te han dicho que nunca conseguirás un buen empleo, al momento de llegar a una gran empresa, sentirás miedo de dejar tu hoja de vida.

2-Piensa lo mucho que te afecta en tu vida, todas las cosas negativas que aporta. Te darás cuenta que no quieres tener esto en ti ni un día más porque toda tu vida te ha impedido hacer cosas grandes, divertidas o vivir buenos momentos, mientras otros sí lo hacen.

3-Analiza por qué esa creencia está en ti: si tal vez tuviste una mala experiencia en el amor y ahora crees que siempre será así, si te rechazaron en un empleo, te despidieron, te negaron un ascenso o aumento del salario; piensa qué pudo hacer ocurrido para que esa creencia se instalará en tu sistema de vida.

4-Dar la vuelta a la creencia: y sustituirla por una de índole positiva. Por ejemplo, si antes creías que no eras bueno para un trabajo, piensa lo contrario a partir del día de hoy, con afirmaciones como: “merezco un buen trabajo porque tengo preparación y capacitación”, “yo puedo hacer estas labores y mucho más”, y otras parecidas. Tienes que repetirlas suficientes veces hasta que empiecen a formar parte de tu inconsciente y las antiguas creencias negativas se borren por completo.

Aplicando estas cuatro, pero efectivas, sugerencias, tu vida irá cambiando, dando un giro hacia lo posible. Finalmente, estarás frente a tus sueños y sabrás que podrás conquistar todo cuando desees.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *