Cómo tener asertividad en el trabajo. Edith Gómez

CÓMO TENER ASERTIVIDAD EN EL TRABAJO

Edith Gómez

Parece increíble, pero para ser exitoso es necesario saber manejar el tema de la asertividad en los ambientes laborales, ya que de no hacerlo esto podría acarrear consecuencias poco deseadas.

Sin embargo, ser asertivos puede plantear algunos retos, ya que diariamente interactuamos con diferentes empleados, y cada uno tiene su personalidad y forma de ser.

Durante el día, solemos compartir muchas horas con el mismo grupo de personas, por lo que es posible que con unos compañeros tengamos buenas relaciones, mientras que con otros la interacción sea pésima. Pero, esto no tiene que ser una causa para que ninguno pierda su trabajo.

Pues, podemos hacer empleo de la asertividad, la cual nos permitirá establecer una comunicación por medio de la cual podamos expresarnos, sin generar sentimientos negativos en las demás personas.

Igualmente, existen ambientes laborales en los cuales hay distintos grados de jerarquía, es decir, que hay mucho personal subordinado a las órdenes de un jefe, que muchas veces puede ser incluso autoritario, por lo cual los empleados muchas veces hacen silencios para que el jefe no emprenda una actitud negativa.

En muchos casos, el personal guarda silencio y asiente, aun cuando no se sienta conforma con las órdenes dictadas. En otros casos, cuando existen compañeros que se caracterizan por ser irresponsables, hay quienes no suelen guardar nuevamente silencio para no generar malestar.

Incluso, hay parte del personal que considera que tienen derecho a que su sueldo sea incrementado, pero no tienen el valor de hacer la petición por considerar que no es el momento apropiado. Por supuesto, este momento nunca llega.

asertividad-formación-integral

Si empleas la asertividad podrás expresar tus derechos, sin que por ello tengas que lastimar a los demás o hacer que se molesten.

A continuación, compartiremos contigo una serie de consejos que te permitirán manejar distintas situaciones laborales con mayor grado de asertividad.

Consejos para ser asertivos en el ámbito laboral

1-Define tus objetivos: esto quiere decir que, no en todo momento tendrás que dar un “no” como respuesta para dar la apariencia de que eres menos vulnerable. No se trata de que hagas saber tus derechos sin saber hacia dónde quieres llegar. Por eso, es necesario que tengas tus objetivos definidos y sepas qué es lo que quieres lograr, antes de expresarte. Si conoces con anterioridad qué es lo que deseas, podrás organizar mejor tus ideas y expresarlo de manera más clara.

2-Recuerda que los demás también tienen derechos: y no puedes incurrir en la equivocación de que por el hecho de tener un comportamiento asertivo tienes que olvidar que los demás existen y que tienen derecho también a expresar lo que sienten y piensan. Por ello, debes establecer un equilibrio entre tu nivel de asertividad y la impresión que deseas causar, para evitar que te consideren una persona irritante que no considera a las demás personas.

Es necesario que sientas empatía también por el resto de tus compañeros y comprendas que ellos también necesitan hacer valer sus derechos.

3-Pide la opinión a tus compañeros: a fin de conocer qué imagen es las que muestras a los demás. Es necesario que sepas cómo te ven ellos, porque puede ser que todas tus amistades den buenas opiniones sobre ti, pero cuando se trata de un ambiente laboral las cosas cambian.

Sin embargo, realizar esta acción es importante para que puedas ver la impresión que los demás tienen de ti. Eso sí, debes plantear tu pregunta a aquellos empleados con los que tengas un mayor nivel de confianza. Esto te permitirá conocer qué aspectos debes trabajar para cambiarlos y comunicarte mejor.

4-No divagues cuando desees comunicar una idea: suele ocurrir que para que el mensaje no suene tan rudo, entonces el empleado trata de dar un preámbulo en el cual esté hablando de más sin llegar al punto central de su idea, porque lo único que lograrías con esto es que tus superiores o demás compañeros dejen por un momento de escucharte, entonces habrás perdido el tiempo.

Podrás obtener mejores resultados si expresas tu mensaje de una manera clara, sin divagar, y trabajando en tu manera de comunicarte.

5-Exprésate en primera persona: para que los demás sepan que no hablas por ellos, sino que simplemente manifiestas tu manera de pensar. Por ejemplo: “desearía hablar sobre mi salario”, “desearía conversar sobre mi posición en esta empresa”, entre otras. Expresa de manera respetuosa y con sinceridad, evitando buscar culpables ante las situaciones que te toca vivir dentro de la empresa.

Con esos consejos estarás más cerca de alcanzar tus objetivos. No obstante, debes tener presente debes considerar el entorno en el cual te expresas, ya que muchas empresas no suelen tomar en consideración a los empleados que se comunican de manera asertiva.

También debes considerar que si estás apenas comenzando a trabajar en un lugar, quizás te toque decir muchas veces “si”, siempre y cuando no comprometa tu honestidad, hasta que puedas tener una posición que te permita expresar lo que verdaderamente piensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *