Cómo concentrarnos y evitar las distracciones. Edith Gómez

CÓMO CONCENTRARNOS

Y EVITAR LAS DISTRACCIONES

Edith Gómez

Todos hemos tenido días en los que parece que no podemos mantener la concentración. Para algunos de nosotros, esos días son más comunes de los que nos gustaría admitir.

Ya sea por fatiga, distracciones, falta de motivación o alguna otra razón, la incapacidad de concentrarnos afecta nuestra productividad y por lo tanto, puede poner en riesgo nuestras probabilidades de tener éxito.

Pero no tienes que llegar hasta los extremos del protagonista de la película: “El Lobo de Wall Street,” para poder concentrarte. Hay métodos mucho mejores. Aquí tienes varios consejos que, sin duda alguna, te ayudarán a mejorar tu capacidad para concentrarte.

entrena cerebro - formacion integral

Minimiza tu tendencia a realizar múltiples tareas a la vez

Las personas que tienen la habilidad de realizar varias tareas a la vez (multitaskers), parecen ser superhumanos. Pero de acuerdo a un estudio de la universidad de Stanford,  estos pagan un alto precio por ello. En una muestra de 100 estudiantes de la conocida casa de estudios, cerca de la mitad se identificaron a sí mismos como “multitaskers.” La otra mitad no lo hizo.

Posteriormente, durante una prueba realizada para medir los índices de atención, la capacidad de memoria y la habilidad para cambiar de una tarea a otra, los que dijeron ser capaces de realizar varias tareas a la vez obtuvieron los resultados más bajos en cada una de estas pruebas.

Al parecer la irrelevancia los altera. Cualquier cosa los distrae,” afirmó uno de los investigadores del estudio.

Meditar

Si creemos que es cierto el dicho “la práctica hace al maestro,” entonces la meditación es una manera segura de incrementar los niveles de atención, dado que esta requiere de una gran capacidad para concentrarse.

La ciencia está de acuerdo con esto. Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, reveló que los estudiantes que se dedicaron a meditar 20 minutos al día durante cuatro días, se desempeñaron mejor que sus pares en ciertas pruebas cognitivas.

Ejercitarse con regularidad

El ejercicio no es solamente bueno para el cuerpo. También promueve la salud cerebral, la cual es importante para la capacidad de la memoria y la concentración.

Los científicos creen que ejercitarse con regularidad puede ayudar a estimular la producción de una sustancia química llamada: “factor neurotrófico derivado del cerebro”, que ayuda a reconectar los circuitos de nuestra memoria y a mejorar su funcionamiento.

Establece una lista de cosas por hacer

Las lista de tareas por hacer, no solamente te ayudan a priorizar las tareas que necesitas hacer primero, puesto que también pueden funcionar como un registro para evitar cabos sueltos.

Tener un registro de todas las cosas que necesitas hacer puede ayudarte a que permanezcas concentrado en las tareas que te quedan por hacer.

De lo contrario, esos trabajos incompletos podrían quitarte tu concentración. Esto es producido por algo llamado el Efecto Zeigarnik, el cual es la tendencia que tiene el cerebro de recordar primero las tareas incompletas en lugar de las completadas.

Intenta consumir una pequeña cantidad de cafeína

Si te estás empezando a sentir atontado, toma una taza de café u otra bebida que contenga cafeína. Diversos estudios sugieren que la cafeína, en dosis moderadas, puede ayudar a incrementar la concentración – particularmente en aquellos que están fatigados.

Pero no seas demasiado entusiasta con el café, o puede que termines sufriendo de temblores por exceso de cafeína, los cuales reducirán tu habilidad para concentrarte.

Toma descansos

Quizás hayas escuchado que ver vídeos de gatos en YouTube puede mejorar la productividad. Pues déjanos decirte que eso es cierto… bueno, más o menos.

Es crítico que tomes periódicamente un descanso durante tu trabajo, ya sea que te dediques a ver vídeos de gatos, tomar una caminata o simplemente cerrar tus ojos por unos minutos.

En un estudio, se le pidió a 84 sujetos que realizarán una tarea sencilla en la computadora durante una hora. Aquellos a los que se les permitió tomar dos breves descansos durante esa hora, se desempeñaron de manera consistente durante toda la duración de la tarea. Mientras que aquellos a los que no se les ofreció la oportunidad de tomar un descanso, se desempeñaron cada vez peor a medida que pasaba el tiempo.

Entrena tu cerebro para que se concentre mejor

Tu cerebro es un músculo mental y algunos estudios han encontrado que las personas que se distraen con facilidad, se verían muy beneficiadas de realizar ejercicios de “gimnasia mental.”

Pero aún se desconoce cuáles ejercicios funcionan mejor y cuáles producen los efectos más duraderos. Por lo tanto, los presuntos beneficios de la gimnasia cerebral, necesitan ser analizados a mayor profundidad para aprovechar al máximo el impacto en nuestra capacidad para concentrarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *