8 Claves para que confíen en ti dentro de tu entorno laboral. E Torres

8 CLAVES PARA QUE CONFÍEN EN TI DENTRO DE TU ENTORNO LABORAL

Edith Gómez

La confianza es uno de los valores más importantes en el momento de trabajar en equipo, por ello es importante trabajar este aspecto a fin de que puedas convertirte en una pieza importante dentro de la empresa para la que trabajas, y que los demás puedan confiar en ti para lograr mejores resultados.equipo-confianza

Hacer que los demás confíen en ti de repente no resulta una tarea fácil, pues comprende aspectos que forman parte de nuestro ámbito personal, ya que a partir de allí logramos transmitirlos al plano profesional.

Para superar los retos que encontraremos en nuestro entorno laboral debemos tomar un camino que exige cierta disciplina. Pues no existen los caminos rápidos para ello, pero una vez que logres que los demás confíen en ti, además  de sentirte bien, estarás logrando ser considerado para asumir nuevas responsabilidades, proyectos y ascensos.

Mira esta guía práctica de Gananci para conseguir estar bien con uno mismo.

Es por estas razones que la confianza es uno de los pilares más relevantes que puedan existir en el entorno laboral, confesando además lo bien que se siente cuando logramos que los demás logren depositar su confianza en nosotros.

Por ello, queremos compartir contigo 8 claves que te permitirán lograr que los demás confíen en ti. Continúa leyendo para descubrirlas:

  1. Sé reciproco: si deseas que los demás confíen en ti, es elemental que tú también confíes en tus compañeros. Una vez que hagas esto, habrás dado un gran paso. Es decir, dar el ejemplo y brindar reciprocidad es esencial.
  2. Ten una actitud positiva: nada peor puede existir que compartir un proyecto con alguien que tiene una constante actitud negativa. Esto no contribuirá a que te ganes la confianza de tus compañeros, ni mucho menos de los clientes. Si realmente deseas que los demás confíen en ti, debes tener una actitud positiva. Esto de por sí, genera confianza.
  3. Presta atención a tu lenguaje corporal: el lenguaje verbal no es el único medio de comunicación, como muy bien ya lo sabrás. Por este motivo debes estar atento a lo que transmites por medio de tu lenguaje corporal. Por ejemplo: mantener contacto visual con la otra persona, sonreír cuando nos hablan, estar atentos al escuchar, y pequeños detalles como estos son generadores potenciales de confianza.
  4. Sé tú mismo: esto es crucial para que los demás confíen en ti, debes ser tú mismo. Sí, evita construir una imagen de ti que no corresponde con lo que verdaderamente, ni fuerces las situaciones, ya que esto sólo logrará transmitir que te vean como una persona falsa y de poco fiar.
  5. Recuerda ser paciente: así como las grandes ciudades no se construyen en un sólo día, la confianza no es la excepción. Para lograr que tus compañeros confíen en ti, debes darle el tiempo necesario para que esto ocurra, demostrando ser una persona de la cual realmente vale el esfuerzo confiar.
  6. Es importante que cumplas tus promesas: una vez que has prometido cumplir con algo, es importante que lo hagas, ya que de lo contrario perderías toda la credibilidad en tu trabajo, y la verdad es que esta se basa en los resultados del desempeño de cada quien, es decir, no se trata sólo de emitir palabras vacías, sino que tus compañeros esperan ver acciones de tu parte. Si te comprometes con un proyecto, recuerda asumir tu rol dentro de él y no evadirlo.
  7. Asume responsabilidades: la confianza y la responsabilidad van unidas de la mano. Es relevante que te comprometas tomando parte activa en los proyectos, situaciones o proyectos de tu departamento, pues se supone que estás trabajando por que la empresa en la cual labora ostente resultados óptimos. En lugar de convertirte en un problema, trata de ser una persona en la cual se pueda confiar para resolver problemas, alguien capaz de asumir riesgos, ya que esto es valorado en gran medida. Encárgate de situaciones en las cuales puedas aportar tus conocimientos y lograrás destacarte. Por ello te mencionábamos que para hacer que los demás confíen en nosotros, debemos tener disciplina, ingrediente al cual añadimos la constancia.
  8. Olvídate de las excusas: este es el peor recurso al cual puedes recurrir, pues evadir responsabilidades utilizando excusas, sólo logrará que no te consideren al momento de promover el personal o para otros asuntos importantes. Evita el “no puedo” “no tengo tiempo” “ahora estoy en otra cosa”, entre otras, a menos que sea realmente cierto. Y aún si fuese el caso, lo idóneo sería hablar con honestidad y plantear otras alternativas de beneficio para la compañía. Recuerda que muchos quizás deseen estar en tu puesto… y tú podrías estar en uno mucho más alto, si tan sólo logras ganarte la confianza en tu entorno laboral.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *