Inicio precoz de la sexualidad en adolescentes

INICIO PRECOZ DE LA SEXUALIDAD EN ADOLESCENTES

Cada experiencia de vida se debe dar de forma saludable, bajo la responsabilidad de maestros y personas mayores que orienten clara y constantemente a los menores.
La adolescencia es una etapa en la cual los jóvenes se conocen a ellos mismos y a los demás. Una de las experiencias que permite este conocimiento es la relación de pareja, en la cual, lo ideal, es que se viva cada experiencia de forma saludable, esto es sin apresurarse por presiones externas, sino reconociendo y decidiendo el propio ritmo de la maduración sexual.

Actualmente la sociedad vive profundos cambios en sus códigos morales y sociales. Esto se puede ver reflejado en la temprana práctica sexual en adolescentes y la visión o reacción de la sociedad frente a este fenómeno, ya que dichas conductas han tomado rumbos muy distintos, comparado a generaciones anteriores.

“Entendemos la sexualidad precoz como la prematura conducta sexual sin estar mentalmente preparado, esto es un desajuste mente-cuerpo que lleva a una exagerada conducta pseudo adulta sexual”, explicó la sexóloga Margarita Ariza Vélez.
Este fenómeno tiene diversas aristas, considerando que constituye algo negativo cuando el adolescente lleva su sexualidad de forma errónea que dañe o no le permita vivir las diferentes etapas de su desarrollo a plenitud.

Sexualidad en Familia

Una función importante de los padres es hablarles a los niños acerca del amor, la intimidad y el sexo. ¿Por qué? Pues son ellos los encargados de crear la base con la que sus hijos posteriormente iniciarán su vida sexual.

“La responsabilidad no debe relegarse a los colegios, ellos constituyen solo un apoyo que, aunque es fundamental, no es suficiente y sólo puede servir de complemento a la información que los padres brindan en el hogar”, sostuvo la especialista.
Asimismo aseguró: “Los niños y adolescentes necesitan información y dirección de sus padres para ayudarlos a tomar decisiones saludables y apropiadas con respecto a su comportamiento sexual, ya que muy comúnmente están confundidos y estimulados en exceso por la escasa e inexacta información que reciben desde los medios de comunicación y a menudo de sus amigos”.

Es importante que aprendan por medio de la educación sexual en familia las consecuencias de su sexualidad; el embarazo precoz, las enfermedades venéreas y también el valor que tiene su dignidad y el respeto por su cuerpo y el de los demás.
Está comprobado que los niños y adolescentes que han recibido una correcta educación sexual producto de conversaciones abiertas y directas con sus padres, retrasan de manera considerable la edad para comenzar su vida sexual, instados a ello por la capacidad de entender que no deben saltarse etapas y así vivir su vida de manera más saludable.

“Sin embargo, en el caso específico del departamento del Quindío la tasa de adolescentes que ha iniciado su etapa de sexualidad precozmente es bastante alta, frente a esta situación influye mucho la falta de una orientación por parte de los padres de familia o de las personas más allegadas. La sexualidad precoz no sólo se presenta en estratos económicos bajos sino que es una problemática generalizada. Si se le pregunta a un adolescente por los métodos de anticoncepción en su gran mayoría los chicos no saben cuáles son ni cómo se utilizan, asimismo influyen otros aspectos sociales que dan inicio a esta etapa de la vida entre las que encontramos la experiencia de un amigo.”, concluyó Margarita Ariza.

Consecuencias
Las consecuencias que se pueden derivar respecto de la sexualidad precoz son variadas, ya que es un problema que afecta en todo ámbito de la persona humana.
Por un lado tenemos que la inmadurez de los jóvenes provoca irresponsabilidad sexual, la que se traduce en el contagio de enfermedades venéreas y en embarazos no deseados; que afectan principalmente a las mujeres en el sentido de recibir un rechazo por parte de la sociedad. En algunas ocasiones, estos embarazos derivan en abortos o en una paternidad irresponsable, también producto de la inmadurez.
El desenfreno sexual como la promiscuidad produce una deformación de los conceptos de libertad (libertinaje), dignidad y respeto; que son vitales para establecer relaciones de pareja maduras.
Finalmente, es así como se llega a problemas en la vida sexual futura.
La gran mayoría de los adolescentes que da inicio a la sexualidad, es producto de la falta de control y tiempo que los padres deben destinar para escuchar y resolver sus inquietudes.

Recomendaciones

– Hablar abiertamente con el adolescente.
– Nombrar las cosas por su nombre.
– Generar confianza en los hijos.
– Enseñar las consecuencias de un inicio precoz de la sexualidad.
– Escuchar las inquietudes de los menores.
– No juzgar sus acciones.

Causas

– Comunicación deficiente con la familia.
– Cambios en la sociedad.
– Desarrollo psicológico y físico precoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *