Indisciplina escolar. Datos por países

INDISCIPLINA ESCOLAR.

 

En hacerlos callar se va el 30% de la hora


Datos de un relevamiento entre 90 mil docentes de 23 países
Los maestros argentinos dicen que en el país esos índices son aún más altos: hablan de hasta el 50% del tiempo de clase. El informe internacional también refleja las quejas de los docentes por el tiempo académico que pierden en hacer tareas administrativas.

En un suburbio de París, una escena de la película Entre los muros , de Laurent Cantet, retrata la difícil tarea de enseñar en un colegio secundario de Francia.
Uno de cada cuatro profesores de escuelas secundarias pierde un 30% del tiempo de clase en hacer callar a sus alumnos o lidiando con la indisciplina.
Y el 70% de esos profesores siente que las interrupciones en sus clases molestan “bastante” o “mucho”.

El dato surge de una investigación comparativa
–el Informe Internacional de Enseñanza y Aprendizaje–
que realizó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre las respuestas de 90 mil docentes y directores de escuelas secundarias de 23 países.

Con la estadística en la mano, especialistas y maestros consultados por Crítica de la Argentina consideraron que en el país esos índices son todavía más altos.
El estudio asegura, además, que la cantidad de tareas administrativas que a menudo tienen que realizar los docentes también posterga los minutos de aprendizaje de los chicos.La mitad de los profesores consultados detalló que no recibe ningún tipo de valoración por su trabajo y que el mal comportamiento de los alumnos entorpece las clases en tres de cada cinco colegios.

El trabajo se realizó sobre las respuestas de docentes de Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Corea del Sur, Lituania, Malasia, Malta, México, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, España y Turquía, donde al igual que en la película Entre los muros, del director francés Laurent Cantet, que retrata una escuela de un suburbio de París, la mayor parte de los profesores asegura que pierde un 13% del tiempo de clases en intentar poner orden.

En Brasil y Malasia ese porcentaje trepa hasta un 17%, y en Bulgaria, Estonia, Lituania y Polonia la cifra baja a menos del 10%.
En España, México, Italia, Eslovaquia y Estonia, más del 70% de los docentes dice que en sus clases las interrupciones de los alumnos perturban “bastante o mucho”, y en todos los casos tres de cuatro de esos maestros expresan que les faltan incentivos en su trabajo.
Los profesores de este lado del mundo consultados por Crítica de la Argentina coinciden en lo mismo: cada vez es más difícil dar clases y el tiempo que lleva “calmarlos” dentro del aula va en aumento.

Ricardo es profesor del Nicolás Avellaneda, en el barrio porteño de Palermo. Dice que en la Argentina quizás ese porcentaje sea más alto: “El nivel de dispersión que existe hoy entre los chicos es muy grande. Ya no existe esa idea de hacerlos callar y tenerlos en silencio, porque es imposible y porque muchas veces es preciso que hablen entre sí.
Lo que sí percibo, en todo caso, es que se comportan como si estuvieran frente al televisor: se levantan, van al baño, comen, conversan, como si no hubiera un profesor frente a ellos.
Silvia Góngora, que da clases de inglés en La Plata, agrega: “Este año tengo dos cursos espectaculares, pero estuve en una división de 40 varones y me pasaba media hora pidiendo que bajaran los decibeles. Hay cursos que son bravos, porque llegan del recreo y lo continúan dentro del aula. Yo gritaba como loca y como estaba embarazada me subía la presión y por eso renuncié”.

En cambio, Fernando Lanzaco, director de la escuela rural de Piedras Blancas, en El Diquecito de La Calera, en Córdoba, dice que no le parece una gran dificultad en el caso de las escuelas rurales, donde uno conoce a los chicos desde el vientre de la mamá y son muy respetuosos y que, en su caso, no tenemos problema porque acá sólo con la mirada basta para comprender la importancia del momento.
Eso tiene relación también con la cantidad de alumnos por aula, que es uno de los condicionantes para hacer una buena clase.
En eso de las condiciones laborales, también todos acuerdan: Teresa, profesora de Lengua de colegios porteños, sintetiza:
“Los chicos son diferentes a los que tuvimos otros años. Se suma el cansancio de los docentes debido a las condiciones laborales que ofrecen las escuelas públicas: desde la cantidad de horas que se trabajan para procurar un sueldo digno hasta la situación en el aula y la necesidad de afecto que hoy tienen los chicos.
Claro que eso repercute en la educación, y poner un poco de calma no es tarea sencilla”.
Crítica Digital17.06.2009 

España, a la cabeza de Europa en problemas de disciplina escolar 

CONSULTA ENTRE 23 PAÍSES

Los docentes admiten que proliferan las agresiones y los robos.
Una encuesta de la OCDE remarca que los alumnos españoles están a la cabeza de Europa en indisciplina • Sin embargo, los profesores de secundaria están entre los más formados.
El 75% de los profesores consultados a nivel internacional creen que faltan medidas para incentivar la calidad de la enseñanza 
    
Buenos ´profes´ en aulas rebeldes
Maestros bien formados contra los alumnos más indisciplinados de la UE    
· Uno de los países con mayores interrupciones durante las clases, así como absentismo e impuntualidad de los alumnos
   
·  El 27% de los maestros españoles han sufrido intimidación verbal
·  El 40% de los profesores se quejan de que sus alumnos son conflictivos
· 
·  El uso o posesión de drogas y alcohol en las aulas españolas es del 20%, mientras que la media europea es un 11%
· Los profesores españoles dedican el 16% del tiempo lectivo a imponer orden en clase
EFE – Bruselas – 16/06/2009 (PÚBLICO)
España se encuentra entre los países europeos con más problemas de disciplina en sus aulas, según la primera encuesta sobre las condiciones de trabajo de los profesores y el ambiente educativo de las escuelas, llevada a cabo por la OECD (Organización Europea para la Cooperación y el Desarrollo).

España es uno de los países donde son más frecuentes las interrupciones durante las clases, el absentismo de los alumnos o su retraso a la hora de llegar al aula, entre otros comportamientos que dificultan el trabajo de los docentes. Además, este país supera la media en otros problemas más graves como son los robos en los centros escolares, las intimidaciones o abusos verbales a profesores y alumnos, las agresiones entre estudiantes y el uso o posesión de drogas.

La consulta se llevó a cabo entre profesores y directores de los dos primeros cursos de educación secundaria y directores de escuela de 17 países del continente europeo, y de otros seis del resto del mundo (Australia, Brasil, México, Corea, Malasia y Turquía).
En España, el 53% de los docentes consultados afirmó que el absentismo estudiantil en su centro educativo dificulta la enseñanza “mucho” o “hasta cierto punto”, ante la media del 45% de los 23 países participantes. El mismo porcentaje de directores y profesores españoles citó como dificultad el retraso de los alumnos al llegar a clase, ante el 40% de media.

A la cabeza de los disturbios graves 

España también supera al conjunto en disturbios más serios como son el robo (22%, ante el 15%), la intimidación o abuso verbal de los estudiantes (40%, ante el 34%) y de los profesores (27%, ante el 17%), el daño físico a los alumnos (23%, ante el 16%), y el uso o posesión de alcohol y otras drogas (20%, ante el 11%).

Las interrupciones o alteraciones del orden durante la clase fueron citadas por el 70% de los españoles, ante el 60% de media, mientras que el vandalismo fue señalado por el 28%, muy cerca del 27% del conjunto.

Asimismo, los profesores españoles invierten un 16% del tiempo de clase en mantener el orden en el aula, ante la media del 13%.

Los profesores se sienten capacitados

Curiosamente, los docentes de este país afirman en general “estar capacitados” para hacer frente a los problemas disciplinarios en las aulas, pero estas dificultades parecen ser demasiado frecuentes, según dijo el coordinador del proyecto, Michael Davidson, tras presentar sus resultados.

Profesores muy bien formados 

De hecho, frente a los malos comportamientos de los alumnos, los profesores españoles de Educación Secundaria están mejor formados que los de otros países europeos, según concluye el estudio, que refleja que mientras en Europa un 35% de los docentes están licenciados, en España ese porcentaje es del 90%. 

Una cifra “muy superior a la media”, según ha destacado la directora general de Evaluación y Cooperación Territorial, Rosa Peñalver, que ha valorado los datos referentes a España presentados en Bruselas como “perfectamente en línea con el resto de países europeos”.

No obstante, según ha especificado, a pesar de que los profesores españoles cuentan con una formación científica inicial “de las más elevadas”, tienen “carencias” en lo que a formación pedagógica se refiere. En este sentido, ha señalado que esta deficiencia se va a solucionar con el nuevo master de secundaria, que proveerá a los docentes de la “necesaria cualificación pedagógica” para la tarea docente. 

Por otro lado, Peñalver ha destacado que a pesar de que España posee la cota más alta en formación continua, los profesores demandan más. También puso en valor que los propios docentes quieren ser evaluados y desean recibir información.  

El estudio también refleja que un tercio de los educadores cuentan con más de 50 años y que hay un mayor porcentaje de profesoras que de profesores, una tendencia que no se repite a la hora de dirigir los centros ya que, en este caso, un 60% de los directores son varones.

Los profesores españoles dedican el 16% del tiempo lectivo a imponer orden en clase, según la OCDE

El 75% de los profesores consultados a nivel internacional creen que faltan medidas para incentivar la calidad de la enseñanza

Los profesores españoles dedican cerca del 16% de su tiempo lectivo a tratar de imponer orden en clase y otro 7,4% a tareas administrativas, según el informe realizado por la Organización para la Cooperación y del Desarrollo (OCDE) con el apoyo de la Comisión Europea para evaluar la calidad de la enseñanza en 23 países, que incluye a España pero deja fuera a Estados miembros como Francia o Alemania.

  El estudio señala la falta de incentivos y el mal comportamiento en las aulas como los dos elementos fundamentales que dificultan la labor pedagógica de los profesores de educación secundaria obligatoria en los países estudiados. Tres de cada cuatro profesores consultados “sienten que les faltan incentivos para mejorar la calidad de su trabajo”, mientras que las aulas de tres de cada cinco centros escolares se ven alteradas por el mal comportamiento de los alumnos.

  El Estudio Internacional sobre Docencia y Aprendizaje (TALIS) compara por primera vez los datos de 23 países sobre las condiciones de trabajo del profesorado, basándose en una macroencuesta realizada a más de 90.000 docentes.

  Durante la presentación del estudio en Bruselas, el experto de la OCDE Michael Davidson llamó la atención sobre el perjuicio que supone para el profesorado español el hecho de que los docentes no reciban valoración o comentario alguno sobre la eficacia de la labor que realizan en el 45% de los casos, sólo por detrás de Italia.

  Sin una evaluación periódica por parte de la dirección del centro o de inspecciones externas, el profesor “está perdido” y no cuenta con indicaciones sobre cómo mejorar su enseñanza, explicó. Además, aplicar un sistema de evaluación repercute positivamente en la motivación del profesor y anima el sentimiento de satisfacción, según Davidson.

  El portavoz de la OCDE también indicó que el 89% de los profesores encuestados participan en acciones de formación y que, además, el 55% de los docentes demandan más formación de la que reciben, especialmente en el uso de tecnologías de información y comunicación o cómo responder a las necesidades específicas de un tipo de alumnado.

  Sin embargo, en el caso de España, el 16% de los profesores debe asumir el coste del 100% de los gastos que suponen este tipo de cursos, una cifra que dobla la media del informe. Sólo el 54,8% recibe formación sin que le suponga coste alguno, mientras que la media es de un 65%.

  Cuando se pregunta a los directores de los centros educativos, el absentismo, llegar tarde a la escuela y la falta de preparación de los docentes son los tres principales problemas que afectan a la calidad de la enseñanza de secundaria. En el caso de España, el 38% de los directores consideran que los profesores carecen de la preparación pedagógica necesaria para atender las necesidades de los alumnos, un problema que, a nivel general, es mencionado por el 24,1% de los directores consultados.

El 40% de los profesores se quejan de que sus alumnos son conflictivos 

Tres de cada cuatro docentes aseguran que no tienen incentivos para mejorar la calidad de la enseñanza
Una macroencuesta en treinta países revela que el 27% de los maestros españoles han sufrido intimidación verbal

Juan Oliver | Corresponsal 17/6/2009 BRUSELAS (LA VOZ DE GALICIA)
El 40% de los profesores españoles de primer ciclo de enseñanza secundaria aseguran que la intimidación y el abuso verbal de unos estudiantes sobre otros impiden el normal desarrollo de su actividad. Así lo asegura un informe de la Dirección de Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que sitúa a los alumnos españoles entre los más conflictivos de la treintena de países que se han analizado.

Según la Investigación internacional sobre enseñanza y aprendizaje de la OCDE (Talis, en su acrónimo en inglés), realizada durante el curso pasado a 90.000 docentes de colegios e institutos de cuatro continentes, un 27,4% los profesores españoles también considera un problema la intimidación de los alumnos hacia los propios maestros o el personal no docente. Un 23% apunta hacia el maltrato físico que sufren los escolares por parte de sus compañeros, y un 20% cita el uso o la posesión de alcohol y drogas entre los jóvenes como dificultad añadida para cumplir con su tarea.

México e Islandia

El informe, presentado ayer en Bruselas, desvela que los peores alumnos están en México, donde alrededor de un 60% de los profesores denuncia que la violencia física y verbal de los chicos trastorna sus clases. Y los mejores en Islandia, donde apenas uno de cada diez confiesa que esos episodios influyen negativamente en su actividad.

En España, el resultado del mal comportamiento del alumnado es que los maestros deben dedicar gran parte de su tiempo a mantener el orden en las aulas: alrededor de un 30%, si se suman también las tareas administrativas. La versión que los enseñantes dan en la encuesta Talis es que se ven desmotivados por la rebeldía de sus alumnos, pero también por la escasez de alicientes y estímulos para mejorar su labor. «Tres de cada cuatro profesores creen que les faltan incentivos para mejorar la calidad de su enseñanza», dice el estudio sobre la media de los treinta países, que corresponde a la posición española.

Buenos ´profes´ en aulas rebeldes

Un estudio revela que los españoles son los estudiantes europeos más indisciplinados mientras que la formación de los docentes supera la media del continente
Interrumpir la explicación del profesor, llegar tarde o faltar a clase, agredir a un compañero o robar en el centro escolar son acciones más comunes en España que en el resto de Europa. Un estudio revela que la indisciplina en las aulas españolas supera la media europea y que los profesores invierten hasta un 16% del tiempo de clase en poner orden. Frente a este dato, la encuesta señala que los docentes españoles tienen más formación que sus colegas, ya que el 90% cuenta con una licenciatura, frente al 35% de media europea

AGENCIAS | MADRID (LA OPINIO Coruña)
Los alumnos más indisciplinados y los profesores mejor formados de toda Europa. Esta es la radiografía de las aulas españolas que realiza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su primera encuesta sobre las condiciones de trabajo de los docentes y el ambiente educativo en las escuelas de diversos países europeos. El estudio revela que los profesores invierten un 16% del tiempo de sus clases en pedir orden y que la formación del claustro es superior a la de sus compañeros europeos.

España es uno de los países donde son más frecuentes las interrupciones durante las clases, el absentismo de los alumnos o su retraso a la hora de llegar al aula, entre otros comportamientos que dificultan el trabajo de los docentes. Además, este país supera la media en otros problemas más graves como son los robos en los centros escolares, las intimidaciones o abusos verbales a profesores y alumnos, las agresiones entre estudiantes y el consumo o posesión de drogas.

La consulta se llevó a cabo entre profesores y directores de los dos primeros cursos de Educación Secundaria y directores de escuela de 17 países del continente europeo -entre los que se han ausentado Alemania, Holanda, Francia y Reino Unido-, y de otros seis del resto del mundo (Australia, Brasil, México, Corea, Malasia y Turquía).

El 53% de los docentes españoles consultados afirmó que el absentismo estudiantil en su centro educativo dificulta la enseñanza “mucho” o “hasta cierto punto”, frente a la media del 45% de los 23 países participantes. El mismo porcentaje de profesores citó como dificultad el retraso de los alumnos al llegar a clase, frente al 40% de media.

España también supera al conjunto en disturbios más serios como son el robo (22%, frente al 15%), la intimidación o abuso verbal de los estudiantes (40%, frente al 34%) y de los profesores (27%, frente al 17%), el daño físico a los alumnos (23%, frente al 16%), y el uso o posesión de alcohol y otras drogas (20%, frente al 11%).

Las interrupciones o alteraciones del orden durante la clase fueron citadas por el 70% de los españoles, frente al 60% de media, mientras que el vandalismo fue señalado por el 28%, muy cerca del 27% del conjunto. Curiosamente, los docentes de España afirman en general “estar capacitados” para hacer frente a los problemas disciplinarios en las aulas, pero estas dificultades parecen ser demasiado frecuentes, según dijo el coordinador del proyecto, Michael Davidson, tras presentar sus resultados.

En sus conclusiones, el informe subraya que el ambiente de estudios es uno de los aspectos más importantes para la enseñanza, y “con influencia probada” sobre el rendimiento académico de los alumnos, así como en la satisfacción personal y la eficacia de los profesores.

Frente a unos alumnos poco disciplinados, los colegios españoles cuentan con unos docentes cuya formación está muy por encima de la media europea. Mientras el 90% de los profesores de Secundaria en España tienen una licenciatura, el porcentaje se reduce al 35% en la media europea. La directora general de Evaluación y Cooperación Territorial, Rosa Peñalver valoró los datos referentes a España presentados ayer en Bruselas como “perfectamente en línea con el resto de países europeos”.

No obstante, según especificó, a pesar de que los profesores españoles cuentan con una formación científica inicial “de las más elevadas”, tienen “carencias” en lo que a formación pedagógica se refiere. En este sentido, señaló que esta deficiencia se va a solucionar con el nuevo máster de Secundaria, que proveerá a los docentes de la “necesaria cualificación pedagógica” para la tarea docente.

Por otro lado, Peñalver destacó que a pesar de que España posee la cota más alta en formación continua, los profesores demandan más. También puso en valor que los propios docentes quieren ser evaluados y desean recibir información. El 60% de los profesores españoles consultados afirma no haber sido “nunca” evaluado por el director de su centro educativo ni haber recibido de éste ningún tipo de feedback, frente al 22% de media.

El estudio también refleja que un tercio de los educadores tienen más de 50 años y que hay un mayor porcentaje de profesoras que de profesores, una tendencia que no se repite a la hora de dirigir los centros ya que, en este caso, un 60% de los directores son varones.


TABLA by  www.desdelared.com.mx

Clima escolar (2007-08)
Porcentaje de maestros de nivel secundaria que piensan que los siguientes comportamientos de los estudiantes afectan a la enseñanza
  Robos Intimidación o abuso verbal por parte de otros estudiantes Intimidación o abuso verbal por parte de maestros o personal Daño físico a otros estudiatnes Uso o posesión de drogas y/o alcohol
Países % % % % %
Australia 6.9 31.7 13.7 6.2 2.7
Austria 11.5 36.3 8.8 9.0 2.3
Bélgica 7.7 39.3 12.2 3.1 7.5
Brasil 13.2 29.3 14.1 10.2 10.7
Bulgaria 4.4 24.2 5.6 7.7 1.6
Dinamarca 9.4 28.8 13.7 11.7 8.8
Estonia 4.3 47.2 25.6 2.3 10.7
Hungría 23.9 48.2 22.0 37.4 7.9
Islandia 6.9 11.1 8.0 6.9 4.8
Irlanda 4.7 36.6 17.9 4.3 15.0
Italia 9.1 30.0 10.4 12.7 4.5
Corea 25.0 36.6 25.3 25.7 16.3
Lituania 23.4 45.5 28.8 25.9 19.3
Malasia 13.9 13.5 8.1 10.8 9.2
Malta 11.7 48.8 20.3 7.6 5.4
México 56.0 61.2 47.2 57.1 51.0
Noruega 9.5 23.3 10.2 2.7 1.8
Polonia 12.1 29.4 5.9 25.3 5.1
Portugal 23.3 28.4 16.9 19.2 8.8
Rep. Eslovaca 9.5 21.6 6.4 5.4 2.2
Eslovenia 11.4 46.3 12.8 9.3 4.9
España 22.2 40.6 27.4 23.1 20.3
Turquía 32.8 37.0 25.5 42.6 25.9
TALIS Promedio 15.3 34.6 16.8 15.9 10.7
Fuente: OCDE, TALIS Database. 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *