Corrupción Mundial. Ranking de la Corrupción

CORRUPCIÓN MUNDIAL

EL RANKING DE CORRUPCION

 

Índice de Percepción de la Corrupción 2010 de Transparency International


Transparencia Internacional (TI) es una organización fundada en 1993 que combate la corrupción con la mejor arma: divulgando información. Información de la situación sociopolítica de cada país y cómo este escenario influye en su desarrollo socioeconómico. La sede principal se encuentra en Berlín, Alemania.
 



Ranking 2010 de Corrupción según
Transparency International


La Puntuación
del IPC correspondiente a un país o territorio indica el grado de corrupción en el sector público según la percepción de empresarios y analistas de país, entre


10 (percepción de ausencia de corrupción)
y

0  (percepción de muy corrupto).  

1 Dinamarca 9,3
1 Nueva Zelanda 9,3 
1 Singapur 9,3

4 Finlandia 9,2
4 Suecia 9,2

6 Canadá 8,9
7 Países Bajos 8,8
8 Australia 8,7
8 Suiza 8,7

10 Noruega 8,6


11 Islandia 8,5

11 Luxemburgo 8,5

13 Hong Kong 8,4

14 Irlanda 8,0

15 Austria 7,9

15 Alemania 7,9

17 Barbados 7,8

17 Japón 7,8

19 Qatar 7,7

20 Reino Unido 7,6


21 Chile 7,2

22 Bélgica 7,1

22 Estados Unidos 7,1

24 Uruguay 6,9

25 Francia 6,8

26 Estonia 6,5

27 Eslovenia 6,4

28 Chipre 6,3

28 Emiratos Árabes Unidos 6,3

30 Israel 6,1

30 España 6,1


32 Portugal 6,0

33 Botswana 5,8

33 Puerto Rico 5,8

33 Taiwán 5,8

36 Bhután 5,7

37 Malta 5,6

38 Brunei 5,5

39 Corea (Sur) 5,4

39 Mauricio 5,4


41 Costa Rica 5,3

41 Omán 5,3

41 Polonia 5,3

44 Dominica 5,2

45 Cabo Verde 5,1

46 Lituania 5,0

46 Macao 5,0

48 Bahrein 4,9

49 Seychelles 4,8

50 Hungría 4,7

50 Jordania 4,7

50 Arabia Saudita 4,7


53 República Checa 4,6

54 Kuwait 4,5

54 Sudáfrica 4,5

56 Malasia 4,4

56 Namibia 4,4

56 Turquía 4,4

59 Letonia 4,3

59 Eslovaquia 4,3

59 Túnez 4,3

62 Croacia 4,1

62 Macedonia 4,1

62 Ghana 4,1

62 Samoa 4,1


66 Ruanda 4,0

67 Italia 3,9

68 Georgia 3,8

69 Brasil 3,7
69 Cuba 3,7

69 Montenegro 3,7

69 Rumanía 3,7

73 Bulgaria 3,6

73 El Salvador 3,6
73 Panamá 3,6
73 Trinidad y Tobago 3,6

73 Vanuatu 3,6


78 China 3,5

78 Colombia 3,5

78 Grecia 3,5

78 Lesotho 3,5

78 Perú 3,5

78 Serbia 3,5 9

78 Tailandia 3,5

85 Malawi 3,4

85 Marruecos 3,4

87 Albania 3,3

87 India 3,3

87 Jamaica 3,3

87 Liberia 3,3


91 Bosnia and Herzegovina 3,2

91 Yibuti 3,2

91 Gambia 3,2

91 Guatemala 3,2

91 Kiribati 3,2

91 Sri Lanka 3,2

91 Swazilandia 3,2

98 Burkina Faso 3,1

98 Egipto 3,1

98 México 3,1
101 República Dominicana 3,0
101 Santo Tomé y Príncipe 3,0

101 Tonga 3,0

101 Zambia 3,0


105 Argelia 2,9

105 Argentina 2,9

105 Kazajstán 2,9

105 Moldavia 2,9

105 Senegal 2,9

110 Benin 2,8

110 Bolivia 2,8

110 Gabón 2,8

110 Indonesia 2,8

110 Kosovo 2,8

110 Islas Solomón 2,8


116 Etiopía 2,7

116 Guyana 2,7

116 Mali 2,7

116 Mongolia 2,7

116 Mozambique 2,7

116 Tanzania 2,7

116 Vietnam 2,7

123 Armenia 2,6

123 Eritrea 2,6

123 Madagascar 2,6

123 Niger 2,6


127 Bielorrusia 2,5

127 Ecuador 2,5

127 Líbano 2,5

127 Nicaragua 2,5

127 Siria 2,5

127 Timor-Leste 2,5

127 Uganda 2,5

134 Azerbaiyán 2,4

134 Bangladesh 2,4

134 Honduras 2,4

134 Nigeria 2,4

134 Filipinias 2,4

134 Sierra Leona 2,4

134 Togo 2,4

134 Ucrania 2,4

134 Zimbabwe 2,4


143 Maldivas 2,3

143 Mauritania 2,3

143 Pakistán 2,3

146 Camerún 2,2

146 Costa de Marfil 2,2

146 Haití 2,2

146 Irán 2,2

146 Libia 2,2

146 Nepal 2,2

146 Paraguay 2,2

146 Yemen 2,2


154 Camboya 2,1

154 República Centroafricana 2,1

154 Comoras 2,1

154 Congo-Brazzaville 2,1

154 Guinea-Bissau 2,1

154 Kenia 2,1

154 Laos 2,1

154 Papua Nueva Guinea 2,1

154 Rusia 2,1

154 Tayikistán 2,1

164 República Democrática del Congo 2,0

164 Guinea 2,0

164 Kirguistán 2,0

164 Venezuela 2,0

168 Angola 1,9
168 Guinea Ecuatorial 1,9
170 Burundi 1,8
171 Chad 1,7
172 Sudán 1,6
172 Turkmenistán 1,6
172 Uzbekistán 1,6
175 Irak 1,5
176 Afghanistán 1,4
176 Myanmar (Birmania) 1,4
178 Somalia 1,1  

→Ver Barómetro de la corrupción mundial
           
           Comentarios sobre A. Latina



COMENTARIOS
 

Transcribimos diversos comentarios aparecidos en la prensa gráfica.
 



– Como en los últimos años,
las naciones mejor situadas son

Dinamarca (9,3),
Nueva Zelanda (9,3) y
Singapur (9,3)

 

Las peor situadas:

Irak (1,5),
Afganistán (1,4),
Birmania-Myanmar (1,4) y
Somalia (1,1)

España sube dos puestos, del 32 al 30, pero mantiene su puntuación de 6,1 puntos en la escala máxima de diez.


Se pueden advertir mejoras en la puntuación de 2010 respecto de los resultados de 2009 en
Bhután, Chile,
Ecuador, Macedonia, Gambia, Haití, Jamaica, Kuwait y Qatar.

 

Se  puede  identificar  un  deterioro  de  2009  a  2010  en  República Checa, Grecia, Hungría, Italia, Madagascar, Níger y Estados Unidos.

 

 

Situación de Latinoamérica


Chile
 continuó siendo el país latinoamericano
mejor ubicado.
El país obtuvo 7,2 puntos sobre 10 posibles, y ascendió cuatro posiciones con respecto a la edición del año pasado, situándose en el puesto 21 de las 178 naciones estudiadas.


Además de Chile, los otros tres países latinoamericanos que aprobaron el CPI 2010 fueron
Uruguay, en el puesto 24 con 6,9 puntos,
Puerto Rico (puesto 33 con 5,8 puntos), y
Costa Rica (puesto 41 con 5,3 puntos).

Los peor situados son, como el año pasado,
Nicaragua y El Salvador, que comparten el puesto 127 con 2,5 puntos;
Honduras, en el 134 con 2,4 puntos;
Paraguay, con 2,2 enteros en la posición 146 y
Venezuela, que cierra la lista de países latinoamericanos en el puesto 164 con 2,0 puntos

En medio, entre los 3,7 puntos de Brasil y los 2,8 enteros de Bolivia, se encuadran el resto de países iberoamericanos, que han experimentado variaciones menores en su clasificación con respecto al año pasado.

Las puntuaciones de Colombia (78), Perú (78), Guatemala (91) y México (91) han empeorado ligeramente, mientras que las de El Salvador (73), Panamá (73) y Bolivia (110) han experimentado pequeñas mejoras.

No sufrieron modificaciones con respecto al año pasado Brasil (69), República Dominicana (101) y Argentina (105)

Ecuador escaló desde el puesto 146 que ocupó en 2009 hasta el 127.
A su vez, Cuba que históricamente se había situado entre los países latinos menos corruptos, cayó un total de ocho posiciones hasta el puesto 69.

Argentina figura en el puesto 105 de 178 países
En un año signado por el escándalo de la valija del venezolano Guido Alejandro Antonini Wilson y los cuestionamientos al financiamiento de la campaña presidencial que llevó al poder a Cristina Kirchner, la Argentina retrocedió otros cuatro casilleros en el ranking mundial sobre corrupción estatal que elabora Transparencia Internacional (TI).
La Argentina volvió a quedar en la posición 105 sobre un total de 178 naciones investigadas y comparte esa posición junto con países como Argelia, Kazastán, Moldavia y Senegal..

Según remarca el informe, el Estado argentino perdió 13.000 millones de dólares entre 1980 y 2007 por la corrupción de sus funcionarios. 

Escribe Jaime Rosemberg 
 
“Nos mantenemos en la misma nota del aplazo, y no creo que sea sorprendente”, explicó a LA NACION la presidenta de Poder Ciudadano, Delia Ferreira Rubio.
Según la titular de la ONG, capítulo argentino de Transparencia Internacional, hay datos de la realidad política que dan mérito a esta percepción de los entrevistados.
“Seguimos sin tener ley de acceso a la información; hay índices oficiales manipulados que han perdido credibilidad; un nuevo Consejo de la Magistratura que se hizo para aumentar el poder del Ejecutivo; la información sobre el financiamiento sobre las campañas políticas, son sólo una parte y no toda la verdad. Hay contratos poco transparentes, como el tren bala y Skanska”, enumeró Ferreira Rubio.

¿Por qué Uruguay y Chile están mejor que nosotros? “Tienen una cultura política de respeto por las instituciones y por las normas. El Estado de derecho supone atenerse a las reglas, y no a la excepcionalidad”, afirmó Ferreira Rubio, que advirtió que hay temas como el de financiamiento de campañas, en el que toda la clase política debe comprometerse a cambiar sus prácticas.
También sostuvo que para mejorar la transparencia en el manejo de fondos públicos “es necesario un compromiso del Gobierno, pero también de la sociedad en general para asumir el respeto a las normas como práctica permanente”.

“En los países más pobres, los niveles de corrupción pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte, si lo que está en juego es el dinero destinado a hospitales o agua potable”, afirmó Huguette Labelle, presidenta de TI, en un mensaje dirigido a países que, como la Argentina, marchan rezagados en lo que hace a la pelea contra la corrupción.
 



El titular de Transparencia Internacional
, Peter Eigen,

al dar a conocer el índice de percepción de la corrupción 2002 (IPC), dijo que la mayoría de los países deben tomar medidas ante el accionar de las élites políticas corruptas y los empresarios e inversionistas corruptos.
Para Eigen, estos sectores obstaculizan el desarrollo sostenible y ponen el beneficio privado antes del bienestar de los ciudadanos y del desarrollo económico de sus países.
La organización no gubernamental -que desde 1995 clasifica el nivel de percepción que tienen empresarios y analistas de la corrupción en países desarrollados y en vías de desarrollo- precisó que los países mejor ubicados del ranking son Finlandia, Dinamarca, Nueva Zelanda, Islandia, Singapur y Suecia, y en las peores posiciones figuran Bangladesh, Nigeria, Paraguay, Madagascar y Angola.

Respecto a la situación de los países latinoamericanos, el titular de la organización subrayó que la corrupción no sólo tiene efectos en la economía de los países sino también en la credibilidad de los ciudadanos en los sistemas políticos.

En ese sentido advirtió que “en partes de Sudamérica, el soborno y el mal gobierno de las élites políticas le restaron credibilidad a las estructuras democráticas que aparecieron después del fin del gobierno militar“.
Sobre la situación de la Argentina, los especialistas de la organización no gubernamental indicaron que la sensación de corrupción continuó aumentando hasta principios de este año, puesto que el país recibió la calificación más baja desde el primero de estos índices.

Repercusiones financieras  


Entre  los  países  que  han  mostrado  un  descenso  en  su  posición  respecto  del  año
pasado  destacan  aquellos  más  afectados  por  una  crisis  financiera  que  estuvo

precipitada  por  déficits  de  transparencia  e  integridad.  Hay  una  ausencia  de  países pertenecientes  a  la  OCDE  entre  los  que  han  presentado  mejoras.  Esto  pone  de

manifiesto que todas las naciones deben fortalecer sus mecanismos de gobernabilidad. 

 

TI  evaluó  a  36  países  industrializados  que  son  parte  de  la  Convención  de  la OCDE contra el Soborno,  la cual prohíbe el soborno de  funcionarios extranjeros, y comprobó que nada menos que 20 de ellos presentan niveles mínimos o nulos de implementación de  las  reglas  y  transmiten  así  un mensaje  equivocado  sobre  su  compromiso  con  la lucha  contra  las  prácticas  corruptas.

 

Mientras  la  corrupción  continúa  asolando  a  los países  recientemente  creados,  frustrando  sus  esfuerzos  por  construir  y  fortalecer  sus instituciones, proteger los derechos humanos y mejorar los medios de subsistencia, los

flujos internacionales generados por la corrupción aún son considerables.

 

“Los  resultados  del  IPC  de  este  año muestran  una  vez más  que  la  corrupción  es  un problema mundial que debe  ser abordado en  las  reformas globales  sobre política.

 

Es  importante que el Grupo de los 20, como parte de la reforma financiera, haya adoptado compromisos  férreos con  la  transparencia y  la  integridad en  forma previa a  la cumbre que tendrá lugar en noviembre en Seúl”, afirmó Labelle. “Sin embargo, el propio proceso

de reforma debe acelerarse”.

 

TI  insta al G20 a exigir una mayor  fiscalización gubernamental y  transparencia pública

en todas las medidas adoptadas para reducir las oportunidades y los riesgos sistémicos

de corrupción y fraude en el sector público y en el privado. 

 



Para afrontar la crisis global resulta prioritaria
una actitud de tolerancia
cero
frente a la corrupción 

 

Berlín, 26 de octubre de 2010 — Si bien los gobiernos destinan grandes cantidades de fondos a combatir los problemas mundiales más acuciantes, como la inestabilidad de los mercados financieros, el cambio climático y la pobreza, la corrupción continúa siendo un obstáculo para lograr los avances necesarios en estas áreas, según muestra

el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2010 de Transparency International, una medición de la corrupción en el sector público de cada país, difundida en el día de hoy.

 

 

El IPC 2010 muestra que casi el 75% de los 178 países incluidos en el Indice obtuvieron una  puntuación  inferior  a  cinco  en  una  escala  de  0  (percepción  de  altos  niveles  de corrupción) a 10 (percepción de bajos niveles de corrupción), lo que indica que existe un grave problema de corrupción. 

 

“Estos  resultados  indican  que  se  necesitan medidas más  enérgicas  para  fortalecer  la gobernabilidad  en  todo  el mundo. Dado  que  estos  altos  niveles  de  corrupción  ponen  en riesgo  los medios  de  subsistencia  de muchísimas  personas,  los  compromisos  de  los

gobiernos con la lucha contra la corrupción, con la transparencia y con la  rendición de cuentas deben manifestarse a  través de sus actos. Las buenas prácticas de gobierno son  un  aspecto  esencial  de  la  solución  a  los  desafíos  que  enfrentan actualmente  los gobiernos  en  cuestiones  de  política  global”,  expresó Huguette  Labelle, Presidenta  de Transparency International (TI).

 

Para  abordar  estos  desafíos  de  manera  integral,  los  gobiernos  deben  incorporar medidas  contra  la  corrupción  en  todos  los  ámbitos,  desde  las  respuestas  a  la  crisis financiera y al cambio climático, hasta  los compromisos de erradicación de  la pobreza

por  parte  de  la  comunidad  internacional.
Por  ello, Transparency  International  impulsa

una  implementación más estricta de  la Convención de  la ONU contra la Corrupción, la única iniciativa global que ofrece un marco para poner fin a este problema.

 

“Permitir  que  persista  la  corrupción  es  inaceptable;  son  demasiadas  las  personas pobres  y  vulnerables  que  continúan  sufriendo  sus  consecuencias  en  todo  el mundo.

Debemos asegurar una implementación más rigurosa de las normas y reglas existentes y  evitar  que  existan  refugios  donde  los  corruptos  puedan  esconderse  u  ocultar  sus

fondos”, señaló Labelle. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *