Violencia de género y derechos humanos. Documentos. Historia. Datos mundiales. De Andreis

DERECHOS HUMANOS Y VIOLENCIA DE GÉNERO. Datos mundiales

Lic. Mirta De Andreis

Vivimos una etapa de cambios históricos: las mujeres constituimos la mitad de la población mundial, realizamos un tercio de los trabajos que se registran en las estadísticas y, probablemente, dos tercios del trabajo que efectivamente se ejecuta.
Esto no evita que solo el 10 por ciento de los ingresos del mundo y el 1 por ciento de la propiedad de la tierra estén en nuestras manos. Desde esta perspectiva, la preconizada igualdad solo merece una pregunta tragicómica: ¿Quién se ha quedado con el otro 99 por ciento?

La Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de la Asamblea General de las Naciones Unidas define como violencia de género:
Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas o tales actos, la coacción o privación arbitraria, tanto si se producen en la vida pública o privada

El propósito de esta reflexión es analizar con un enfoque psicosocial la violencia de género y los derechos humanos.y realizar un recorrido por las respuestas de los diferentes Organismos Internacionales y Nacionales, por medio de Convenciones, Declaraciones y Leyes, frente al histórico problema de la violencia contra la mujer.

Para definir la violencia tomaré como eje central el sistema de relaciones de poder en la sociedad patriarcal, desde la perspectiva de género. Analizando la definición anterior sobre violencia, me pregunto: ¿ por qué a lo largo de la historia la mujer ha sido quién más ha ,sufrido y sufre la violencia? ,¿por qué la violencia conyugal se dirige primordialmente contra la mujer?, ¿por qué el concepto “abuso, violación sexual” nos remite instantáneamente a pensar en la mujer como víctima antes de conocer el hecho en sí?
Trato en esta reflexión de responder a estas preguntas relacionando los conceptos : género, violencia y poder y cómo, desde lo legal, comienza la mujer a “mostrar” su existencia como sujeto de derechos. humanos.


DERECHOS HUMANOS :

Las características esenciales de los Derechos Humanos son:
Individualidad : derechos individuales de las personas.
Universalidad : traspasan las fronteras nacionales (sin distinciones de raza, religión, sexo…).
Derechos Básicos: Derecho a tener Derechos:( sobre éstos se basarán todos los demás derechos).

Entre estos derechos individuales y los derechos colectivos se suelen generar tensiones.
Entre estos derechos universales iguales para todos los seres humanos y los derechos a la diversidad se suelen generar tensiones (actualmente existe una actitud crítica hacia los discursos universales, únicos y verdaderos .En este sentido de lo diverso y complejo es que se piensa en las fronteras de lo humano y no-humano)
Con respecto a los “discursos unitarios” dice M.Foucault “Si lo humano no es una totalidad cerrada siempre estará la puerta abierta a la emergencia de una nueva situación, de una nueva realidad, de una nueva diferencia”

Desde una perspectiva individual se analizan los derechos humanos y desde una perspectiva social se analizan las relaciones vinculares entre los seres humanos. Es en este punto, en el cual, desde el género, como instrumento metodológico, se observan las relaciones de poder desiguales y asimétricas que generan violencia.
Según Jorge Corsi “Para que la conducta violenta sea posible tiene que darse una condición: la existencia de un cierto desequilibrio de poder, que puede estar definido culturalmente o por el contexto u obtenido mediante maniobras interpersonales de control de la relación”.


RELACIONES HISTÓRICAS…

Históricamente se ha argumentado que las relaciones entre los géneros se basan en una “complementariedad ” de roles y funciones. Esto puede hacer creer que las partes son iguales y se complementan recíprocamente. El análisis de estas relaciones, efectuadas desde el género, nos permiten observar que éstas son altamente diferenciales y asimétricas, implicando dominación -subordinación, y además convirtiéndose en fuente de conflictos.
Así, desde esta visión, el espacio familiar es redefinido como un espacio histórico social, contradictorio, donde se desarrollan violencias y se forman subjetividades desde las normativas de género que se transmiten generacionalmente.

Por otro lado el “Imaginario Social” de familia se corresponde con ” la familia nuclear patriarcal”, que se convierte así en un modelo ideológico, y que se basa en:
1) La división sexual del trabajo, que implica jerarquización.
2) Estructura de Poder jerárquico mantenido rígidamente.

Este modelo familiar histórico
, con modalidades convencionales – tradicionales, que contiene normas y reglas inmutables, con una “autoridad máxima masculina ” respaldada socialmente y una :”autoridad secundaria femenina”, es el terreno fértil para que se desarrollen relaciones conflictivas y violencias que se expresan de diversas formas, desde las más extremas hasta las simbólicas.(VELAZQUES SUSANA: 1996)
Respecto a estas relaciones de poder, Eva Giberti expresa”: Podemos hablar de relaciones de poder entre padres e hijos, entre legisladores y ciudadanos, entre gobernantes y gobernados, y desembocaremos inevitablemente en la relación existente entre aquellos que pueden castigar y los que no pueden hacerlo”.

El concepto de poder
, que desde la perspectiva de género, implica relaciones de poder asimétricas, permite una visión diferente, porque remite a la posibilidad de cambiar estas relaciones, construidas culturalmente, saliendo del lugar de víctimas.
Desde un pensamiento filosófico, también M. Foucault , sostiene que el poder circula y que ” si el poder son relaciones de poder , siempre implica posiciones diferentes desde las cuales esas relaciones se mantienen o se modifican” y ” que es mucho lo que podemos hacer, desde el lugar de poder en el que estamos, para producir libertad”.

DESDE LOS DERECHOS HUMANOS
UN RECORRIDO HISTÓRICO…

Hace 52 años, una mujer, Eleanor Roosevelt, lograba que en la “Declaración Universal de Derechos Humanos” se utilizara precisamente la “palabra” HUMANOS en lugar de HOMBRES. Un nuevo camino se comienza a recorrer, la palabra comienza a instaurar un cambio en el pensamiento y en lo ” dicho”.
“Ahora la mujer tiene el grito, la palabra, la pregunta…Novísima relación de poder entre ella y ” ella-pensante”, parlante y decidora”.(GIBERTI :1998)

Esto permitió poner a la luz
, esa parte de la población del planeta que estaba en las penumbras :
Las Mujeres.

· En el año 1975, se realiza la Conferencia Internacional sobre las Mujeres de la ONU, comienza la Década de la Mujer y se empieza a hablar de la VIOLENCIA contra ella.
· En el año 1979, en la Asamblea General de la ONU, se aprueba la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer .
· En ese mismo año en Copenhague, la Segunda Conferencia sobre la Mujeres, afirma que el fenómeno de la VIOLENCIA contra la mujer, es un obstáculo a la equidad y una ofensa intolerable a la dignidad humana.
· En el año 1985, la Tercera Conferencia Mundial sobre la Mujer, es celebrada en Nairobi, patrocinada por las Naciones Unidas. Se aprueban las Estrategias para el Adelanto de la Mujer hasta el año 2000. Este documento, que sirvió de marco, para la acción en los planos nacional, regional e internacional, determina que la VIOLENCIA contra la mujer, es uno de los obstáculos más importantes para lograr los objetivos del Decenio de las Naciones Unidas para la mujer : Igualdad – Desarrollo y Paz.
· En el año 1993, sucede algo muy importante: En Viena, ante el Tribunal Internacional sobre la Violación de los Derechos Humanos de las mujeres, se escucha el testimonio de 33 mujeres, que relatan los abusos que habían sufrido. Fue develado oficialmente, el fenómeno de las injusticias y violencias, que durante siglos había callado el género femenino. Se deja así en claro, la responsabilidad de la Comunidad Internacional en la protección de las mujeres frente a los abusos cometidos contra ella.
· También en Viena, la Segunda Conferencia Mundial sobre los Derechos Humanos, acuerda en la Declaración de Viena, que los derechos de las niñas y mujeres son ” una parte inalienable, integral e indivisible de los Derechos Humanos Universales”.Por primera vez queda plasmada la violencia dentro del contexto de los Derechos Humanos.

· En diciembre de 1993, la Asamblea General aprueba la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Así, la Comunidad Internacional reconoce en forma explícita las alarmantes dimensiones de la VIOLENCIA contra la mujer. Hasta este momento, los gobiernos consideraban la VIOLENCIA contra la mujer, como un asunto privado. En esta Declaración se insta a los gobiernos a que adopten medidas concretas para impedir los actos violentos.
· En marzo de 1994, se aprueba por la Comisión Derechos Humanos, la resolución 1994/45, que nombra El Relator Especial, para que se ocupe de examinar las causas y consecuencias de la VIOLENCIA contra la mujer y recomendar medidas destinadas a eliminar la VIOLENCIA a nivel internacional, regional y nacional.

· En septiembre de 1995, en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, se elabora una Plataforma de Acción en la que se determina las medidas que los gobiernos y las comunidades podrán adoptar, para controlar la VIOLENCIA contra la mujer.
En esta Conferencia, que se celebra en Beiging, el Sr. Boutros Ghali, Secretario General de las Naciones Unidas, manifestó que la VIOLENCIA contra la mujer, era un problema Universal y señaló que la VIOLENCIA en el Hogar estaba aumentando y que de acuerdo a estudios efectuados en 10 países, entre un 17% y un 38% de las mujeres, habían sido víctimas de agresiones físicas por parte de su pareja.

En esta Plataforma de Acción, los gobiernos manifestaron :
“La violencia contra la mujer constituye una violación de los Derechos Humanos fundamentales e impide el logro de los objetivos de Igualdad, Desarrollo y Paz”.

El Secretario General
declaró que ” hay una tendencia deplorable a la humillación organizada de las mujeres, incluido el delito de violación en masa…insistiremos en que se tomen medidas jurídicas internacionales contra quienes hayan perpetrado actos de violencia organizada contra las mujeres en tiempos de guerra”.
Según Susana Velázquez, en las últimas tres décadas la VIOLENCIA ha sido reconocida como un problema de salud y una violación de los derechos humanos. “Las condiciones de posibilidad para la consecución de la salud y para una mejor calidad de vida están vinculadas con el ejercicio pleno de los derechos de las personas que la violencia trasgrede”

La VIOLENCIA
de género, ha sido, a lo largo de la historia, legitimada de diferentes formas, afectando a las mujeres de todo el mundo, de todos los grupos raciales y económicos

QUE SIGUE OCURRIENDO EN EL MUNDO …?

Según el informe especial del Banco Interamericano de Desarrollo:(( El BID Informe Especial Publicación del Banco Interamericano de Desarrollo. Violencia Doméstica New York 1997).

. En Chile el 60% de las mujeres que viven en pareja sufre algún tipo de violencia doméstica y más del 10% agresiones graves.
· En Perú el 70% de las denuncias a la policía están referidas a casos de mujeres golpeadas por sus maridos.
· En Colombia, un 20% de mujeres, aproximadamente, fueron víctimas de abuso físico, un 10% de abusos sexuales y un 30% de abusos psicológicos.
· En Ecuador un 60% de mujeres que viven en barrios pobres de Quito, fueron golpeadas por sus parejas.
· En México el 70% de las mujeres han sufrido actos de violencia.
· En Jamaica la policía afirma que un 40% del total de homicidios se cometieron en el hogar.
· En República Dominicana, cada ocho horas una mujer sufre alguna agresión.
Surge del mismo informe del BID que desde el 25% hasta más del 50% de las mujeres latinoamericanas ( según el país) han sufrido violencia doméstica.

· El informe sobre el Estado de la población Mundial del UNFPA, precisa que 120 millones de mujeres en el mundo sufren mutilaciones sexuales. Además un número similar de adolescentes son iniciadas en la prostitución en el mundo. Esta situación es grave en Asia y Africa.”Según un estudio reciente llevado a cabo por la Asociación Racionalista de la India el 30% de las niñas prostituidas en Bombay, y más de 50% en Poona, están allí para cumplir un voto religioso.
Procedentes de la casta de los “intocables”, más de 70% de ellas se iniciaron en la profesión antes de alcanzar los catorce años de edad. Hablamos de las devadasis dedicadas a la diosa Yellamma”(VANDANA SHIVA)
· En India, cuya población está estimada en 1200 millones de habitantes, el número aproximado de abortos es de 6 millones al año. La mayoría corresponde a fetos femeninos 9( B I D).

· Según datos de la OMS, entre 85 y 114 millones de mujeres y niñas en el mundo han sufrido mutilación genital. La mayoría vive en 26 países africanos, algunas en Asia y en comunidades de inmigrantes de Estados Unidos, Canadá y Europa
· En Pakistán treinta casos de mujeres quemadas intencionalmente son denunciados por mes.
· El informe titulado The sex sector: The económic and social bases of prostitution in Southest Asia, se basa en estudios detallados de la prostitución y el comercio del sexo en: Malasia, Filipinas Indonesia y Tailandia. Los autores del informe de la OIT advierten que la elección del sector de sexo en estos países no significan que tengan un problema grave con la prostitución , son sólo ilustrativos de muchos países. Ninguna nación incluidas las de mayor desarrollo están al margen de este problema dramático.

· Según testimonios consignados en otro informe, Belén do Pará (Brasil), donde los países de la OEA firmaron en 1994 la “Convención para prevenir, Sancionar y Erradicar todas la formas de Violencia contra la Mujer”, es el paraíso sexual del mundo. En este lugar el tráfico interno afecta principalmente a niñas entre 6 y 18 años , que engañadas son trasladadas de una a otra zona y obligadas por los traficantes a ejercer la prostitución en condiciones de esclavitud.( Organización de los Estados Americanos (OEA), 9de junio de 1994.
A esta hora exactamente hay una niña más en la calle: “María, María. Campaña de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos de las Mujeres y las Niñas, contra la Violencia. Chile 1998.

ARGENTINA
El Congreso de la Nación sancionó y promulgó, en el mes de diciembre de 1994, la Ley Nº 24.417 de Protección Contra la Violencia Familiar que fue reglamentada por el decreto 235 del 7 de marzo de 1996.
Según Silvio Lamberti es una normativa de alcance local, aplicable sólo en Capital Federal. Otras provincias dictaron sus normas reproduciendo el texto de esta ley, y algunas avanzaron en la materia.
Esta Ley según Lamberti se divide en dos partes: una se refiere a la denuncia, diagnósticos de riesgo y medidas tutelares, la segunda se refiere a tratamientos terapéuticos del grupo familiar.
Hay omisiones importantes como la condena a prisión.

Lamberti especifica textualmente: “El estado actual de los sistemas penales muestra sus características antivictimológicas en función de las garantías del victimario y de los mitos del imaginario social…” y agrega: ” En todo proceso penal corresponde demostrar la efectiva configuración del tipo delictivo, razón por la cual dicho sistema se revela ineficiente en la gran mayoría de casos de Violencia Familiar por la dificultad probatoria propia de los delitos intrafamiliares”.

Según una apreciación muy interesante que comparto totalmente, Lamberti afirma que las Leyes solamente no son las que van a solucionar el complejo problema de la Violencia Familiar. Deberá existir un cambio de mentalidades que desnaturalicen la violencia en el vínculo familiar.
Si pensamos con lógica que toda norma jurídica implica una sanción, que la diferencia de una norma moral, notamos tristemente que esta ley deja vacíos , ya que si facilita a la víctima la denuncia, al mismo tiempo acota la intervención judicial. Por lo tanto considero que aunque representa un avance, es ambigua.

→ Agrego estos datos sobre Argentina (El Editor)

EL MAPA ARGENTINO DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES
Asoc. Civil Periodismo Social

Miles de mujeres mueren, son golpeadas o abusadas todos los años en Argentina. Pero no se sabe exactamente cuántas. Ni en qué circunstancias. Las estadísticas a nivel nacional o provincial no existen o están dispersas. Y cuando existen, en la mayoría de los casos se trata de cifras aproximadas. Estimaciones. Números que dicen poco y mal. Por eso cabe la pregunta: ¿Si ni siquiera se conoce la dimensión del problema, cómo puede hacer el Estado para desarrollar políticas públicas para frenar la violencia contra las mujeres?

En los primeros 66 días
del año fueron asesinadas 33 mujeres y niñas de distintos sectores sociales como consecuencia de la violencia de género, según publicó la prensa el 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer. La cifra se obtuvo a partir de la información que se publicó en los diferentes medios en ese período, porque en Argentina no hay estadísticas oficiales. ¿El resultado? La imposibilidad de realizar un abordaje integral para la violencia de género. Algo sumamente preocupante cuando se piensa que -según las estimaciones de la ONU- una de cada tres mujeres en el mundo tiene probabilidades de ser maltratada.

Una producción de la Red de Diarios sobre el tema violencia de género muestra lo dramática que es la situación de las mujeres golpeadas en varias provincias argentinas. Ausencia de registros de denuncias y la nula contención de parte de organismos estatales son algunos de los puntos más preocupantes.

En Catamarca, más de dos mil casos por año

En Catamarca se mantiene un promedio de 6 denuncias diarias por actos de violencia contra las mujeres, más de 2 mil al año. Los especialistas estiman que por cada hecho denunciado ocurren, como mínimo, otros tres que no se revelan, situación que confirma la magnitud de este problema. En el 90 por ciento de los hechos denunciados, el agresor es la propia pareja de la víctima.
El último informe del departamento de Investigaciones Judiciales de la Policía de la Provincia señala que en 2006 hubo 858 casos de violencia, de los cuales el 50 por ciento fue por maltrato físico. Hasta septiembre del año pasado, se registraron 783 casos, de los cuales el 58 por ciento corresponde al maltrato físico.

Cifras igualmente preocupantes ofrece la Dirección de Derechos Humanos, que en 2007 atendió unos 557 casos y cerca de 590 consultas por violencia doméstica (los números corresponden a 2007 pero son parciales), mientras que en 2006 se registraron 700 casos y hubo más de 300 consultas, lo cual indica que esta problemática va en aumento a pesar de la disminución de las consultas en el organismo.

El Departamento de Asistencia a la Víctima informó que en el 90 por ciento de los casos de violencia, la víctima es la mujer, y entre el 80 y el 90 por ciento de los casos, es su esposo o pareja el autor de la agresión. Mientras que en los casos de abuso sexual, el 80 por ciento de los agresores son personas muy próximas a la víctima.
En Catamarca, los hechos de violencia doméstica representan un 72 por ciento de los delitos contra las personas, pero cuando avanzan las causas judiciales las mujeres se retractan de lo que dijeron en las denuncia para no perjudicar a sus parejas.En 1998 la Legislatura catamarqueña sancionó la Ley 4943, que abordaba la problemática de la violencia familiar, pero lamentablemente nunca fue reglamentada.

Entre Ríos: cinco meses, cinco mujeres asesinadas
Desde diciembre de 2007 a marzo de 2008, en Entre Ríos cinco mujeres fueron asesinadas por la violencia ejercida por sus maridos o ex parejas y, dos salvaron milagrosamente su vida. En la provincia no existen datos estadísticos que den cuenta sobre los casos de femicidios ni tampoco sobre la cantidad de denuncias que se realizan por violencia doméstica o de género. Sólo en Paraná, se registran un promedio de una a dos denuncias por violencia familiar.Los escasos datos que se conocen, son los que arrojan las páginas de la sección Policiales de los diarios o sobre las proyecciones que se hacen sobre esta problemática.

Las legislaciones vigentes tanto nacional como la que existe en Entre Ríos (bajo el número 9.198) establecen un marco legal preventivo y asistencia para la atención de situaciones de violencia familiar (que abarca a todos los integrantes del núcleo familiar conviviente), pero si se habla de violencia de género, como tal, la norma resulta ignominiosa.

El 90 % de los casos que ingresan a Tribunales (es decir por denuncias concretas), están encuadrados en la Ley 9.198, es decir “son víctimas de daños psicológicos o físicos, maltrato o abuso por parte de algún integrante del grupo familiar conviviente”.
El papel de las ONG´s. Por falta de una política Estatal, en la provincia distintas organizaciones no gubernamentales y grupo de mujeres, son las que actualmente están trabajando, incansablemente, en esta problemática.En Paraná, un grupo de militantes sociales crearon MUPEA (Mujeres Unidas en la Prevención del Embarazo Adolescente), entidad adherida al Foro por los Derechos de las Mujeres, y su tarea está centrada en el barrio Paraná V, donde a diario se realizan talleres y charlas sobre violencia de género.

En Tucumán, en un año se asistieron 1.300 casos
En los últimos seis meses, el Departamento de Prevención y Asistencia de la Violencia Familiar de la provincia de Tucumán atendió y asistió 1.300 denuncias de mujeres, víctimas de la violencia. En la mayoría de los casos, el agresor era la pareja o cónyuge.La titular del área, Rosa Alastuey, dijo que, respecto del año pasado, los casos de violencia se han incrementado un 30%.
Y por día la cifra aumenta en la línea telefónica 102, que es gratuita, como en las comisarías y en los juzgados de Familia.
En lo que va del año, y en menos de tres meses, cuatro mujeres murieron asesinadas por sus parejas: Graciela del Valle Rodríguez, de Los Nogales, fue muerta a puñaladas por su esposo Sixto Aranda, el 17 de enero.

El otro caso, se registró el 10 de febrero y el agresor fue un oficial auxiliar -Marcelo Pérez- quien golpeó a su mujer, Mariana del Carmen Espinoza, hasta matarla.En tanto, Alba Estela Ponce murió a tiros el 12 de febrero, en el comedor de La Cartujana, a manos su ex pareja Héctor Benito Delgado, quien luego del homicidio se suicidó. El primer domingo de marzo la violencia se cobró la vida de una cuarta mujer, Romina del Milagro Pistán, quien fue degollada por su pareja, Carlos Alvarez. El homicida luego se quitó la vida. La situación se agrava: en un año, suman 13 las mujeres víctimas de la violencia doméstica.El viernes, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, fue presentado el Protocolo Básico de Actuación en Casos de Violencia contra la Mujer, cuya importancia radica en que se señala allí la manera de proceder y el comportamiento que deben asumir los funcionarios públicos y las asociaciones civiles ante la recepción de una denuncia sobre violencia de género.

Santa Fe: sin estadísticas, sin personal

En la ciudad de Santa Fe, por la diversidad y la falta de articulación entre los diferentes espacios donde se denuncia y atienden los hechos de violencia, no existe un registro único de casos. En el Equipo de Violencia Familiar, que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, cuentan con sus propias estadísticas: en los primeros tres meses del año, contaron un centenar de casos en curso (150 si se suman los que están en trámite de tratamiento).

Cincuenta corresponden a maltrato conyugal; 11 a abuso infantil; 23 a maltrato infantil y 6 de violencia cruzada, además de 9 que corresponden a otras situaciones. Vale la pena hacer algunas aclaraciones: de los casos de maltrato conyugal la gran mayoría, si no todos, tienen a la mujer como destinataria de la violencia. “Por eso es que la violencia familiar se tiene que trabajar si o si desde una perspectiva de género”, opina la psicóloga Romina del Pozo, integrante del Equipo.
La abogada Sara Cadoche remarca que los Tribunales de Familia están sobrecargados de tareas y tienen personal insuficiente. Si bien la violencia es un delito, y como tal conlleva una pena, aún las mujeres que deciden transitar el camino de la denuncia se topan con ciertas dificultades. L
a credibilidad es la primera: “Todavía es difícil demostrar la violencia moral, la violencia emocional, la violencia síquica”, asume Cadoche y agrega que “falta apertura en los jueces- al menos locales- para evaluar estos casos”.

Sin duda la sanción de la ley de violencia familiar contribuyó muchísimo con la solución de la problemática. Pero en general la solución no pasa por allí. Para Laura Manzi la norma es “un instrumento más’, que encuentra una salida en “cambios personales en la situación de las víctimas y cambios sociales que puedan ayudar a las víctimas’.
Con el pedido de aplicación de la ley se inicia un camino que no garantiza un control externo que salvaguarde a la persona acosada. Eso depende de la asistencia que se le brinde y de la sociedad que la acompañe.

Mendoza: números que no dan cuenta del fenómeno
En Mendoza el Instituto de la Mujer tuvo un deficiente funcionamiento durante 2007, según su actual titular Mariana Hellin. Por ende, el número de denuncias no es representativo del fenómeno en la provincia.
“En el camino, la mujer se encuentra con filtros hasta llegar a la Justicia. Una vez que llega al Juzgado hay otro problema. En materia de violencia no hay una ley provincial, no hay un procedimiento que diga qué pasos hay que dar, en qué plazos. Por lo tanto depende del criterio del juez, que muchas veces lo aplica desde una mirada tutelar y no de derecho”, explicó la abogada y titular del Instituto de la Mujer, Mariana Hellin.
La jueza de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Aída Kemelmajer, analizó la violencia intrafamiliar desde los organismos involucrados con esta problemática y afirmó que la principal falencia del sistema es la “falta de coordinación entre los distintos organismos y la falta de programas” que den solución a este tema.
Por otra parte un grupo de profesionales de salud mental de los Tribunales de Familia de Mendoza analizó cuáles son los rasgos de personalidad y los trastornos psíquicos que sufren las mujeres inmersas en círculos violentos. En las mujeres que son víctimas de violencia predominan las características depresivas y una baja autoestima, como rasgos psicológicos sobresalientes. Los signos que pueden detectarse y la sintomatología característica de una mujer que sufre la violencia de su pareja son: la pasividad, escasa asertividad, baja autoestima, inseguridad, dependencia emocional, sentimientos de temor e indefensión vinculados a la pareja, entre otros. Rasgos que, sumados a las falencias del sistema, dificultan la salida del círculo de violencia.

Para consultas y denuncias:
Consejo Nacional de la Mujer
http://www.cnm.gov.ar/
Paseo Colón 275 – Piso 5º Código Postal C1063ACC Capital Federal – Buenos Aires Argentina
Dirección Web:
http://www.cnm.gov.ar/ – Dirección E-mail: cnm@cnm.gov.ar
Telefono-fax: (5411) 4345-7384 4345-7385 4345-7386 4342-9010 4342-9098 4342-9120 4342-7354

Ciudad de Buenos Aires
Dirección: Carlos Pellegrini 211, 7º piso, C.P. C1009ABE
Teléfonos: : (011) 4393-6462
Fax: (011) 4393-6466
Email:
Área Mujer:
Dirección: Carlos Pellegrini 211, 7º piso, C.P. C1009ABE


REFLEXIONES FINALES
LOGROS Y PROBLEMAS…

En el análisis efectuado y en el recorrido jurídico desde la formulación de los Derechos Humanos hace 52 años atrás, la historia fue cambiando, se fueron logrando muchos derechos , cuyo principal responsable por respetarlos y hacerlos respetar son los Estados.

Gladys Acosta Vargas se pregunta si además de la Declaración en sí no correspondería la educación sobre esos Derechos para que las vidas cambien.
“No hay derechos de las mujeres que no estén enmarcados en los derechos humanos. De ahí la importancia de la II Conferencia Mundial de Derechos Humanos ( Viena, 1993 ), porque es aquí donde se sentaron las bases para el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres.
( VARGAS, GLADYS ACOSTA)

Por otro lado al estudiar la violencia contra la mujer, se ha visto claramente los efectos negativos en las economías, en la salud, en la fuerza de trabajo, en la sociedad plena , que se niega la participación de la mujer en todos los aspectos del desarrollo.
Debemos ser conscientes que el largo camino recorrido, ha traído cambios considerables, para la mujer y su respeto, como ser humano.
Pero a pesar de las declaraciones, conferencias, planes de acción y leyes, vivimos cotidianamente actos de violencia perpetrados contra el género femenino.

Sin duda el siglo XX ha sido el siglo de las mujeres. El siglo de la palabra de las mujeres. Se han establecido redes de información de mujeres de todo el mundo, de ayuda, de apoyo, de contactos y solidaridad.
Considero que la visibilización de la violencia contra las mujeres, es un hecho de la sociedad y de todos los sectores de la misma : la justicia, la educación, la salud, los medios de comunicación, los medios culturales y artísticos, la política y la religión.

¿Cómo combatir este inconsciente colectivo que considera natural” de vez en cuando una paliza”?
¿ Cómo combatir este tema que cruza fronteras y llega a nuestros hogares en las telenovelas rosas ( a veces no tanto) y melodramas con estereotipos de mujeres castigadas por desobedecer pautas culturales de hace miles de años ?.Considero el papel de la Educación como un aspecto primordial y clave, para la reflexión y análisis del tema de las relaciones familiares y los roles dentro de la familia.

Eva Giberti
transcribe una párrafo de Paule Armier acerca de la Igualdad de Oportunidades dentro de la familia: “ En todo los países, asiáticos, occidentales o africanos, cualquiera sea su clase de gobierno y su nivel económico, son las mujeres las que manifestaron el interés más vivo por la igualdad. Por eso, sin sacar conclusiones apresuradas, podemos pensar cuál es el lugar que ocupan en esta sociedad : una situación de inferioridad y una reivindicación no satisfecha todavía.”

BIBLIOGRAFÍA
Acosta Vargas, G.:”Las altas cumbres”, En Vidas sin violencia. Isis Internacional,
Santiago, 1998.
Bumiller Elisabeth.:”May you be the mother of a hundred sons”,Random House. Inc.
New York, 1990.
Burin, M. Y Bleichmar E. “Género, psicoanálisis, subjetividad”, Paidós, Buenos
Aires,1996.
Corsi,J.: “Violencia Familiar”, Paidós, Buenos Aires, 1994
Foucault, M.:”Técnologías del Yo”, Paidós, Buenos Aires, 1990
Giberti, Eva.: “Tiempos de Mujer”, Rd.Sudamericana, Buenos Aires,1998.
Giberti, E./Fernandez, Ana M. (comp.) ” La mujer y la violencia invisible”, Ed.
Sudamericana, Buenos Aires, 1989.
Lamberti., Silvio: “Sistemas legislativos en violencia familiar: Reseña de legislación Latinoamericana comparada”.Ficha de cátedra.
Velázquez, Susana.: ” Extraños en la noche”, en M.Burin, E.Dio Bleichmar (comp)
Paidós, Buenos Aires, 1996.
Velázquez, Susana.: “Nuevas significaciones del ser mujer. Acerca de la salud mental y los psicofármacos”, en Burin, E, Moncarz,S.Velázquez”El Malestar de las mujeres, Paidós, Buenos Aires, 1990.
Velázquez, S.: “Víctimas de violencia: diferentes acepciones.

CONVENCIÓN INTERAMERICANA PARA PREVENIR, SANCIONAR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.CONVENCIÓN DE BELEM DO PARÁ( Org.de los Estados Americanos.OEA )9 de junio de 1994.
DECLARACIÓN SOBRE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA GENERAL 48/104 DEL 20 DE DICIEMBRE DE 1993.
CONVENCIÓN SOBRE LA ELIMINACIÓN DE TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN CONTRA LA MUJER. RESOLUCIÓN 34/180 ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS EL 18 DE DICIEMBRE DE 1979.
SUSCRITA POR LA REPÚBLICA ARGENTINA EL 17 DE JULIO DE 1980.PROMULGADA EL 27/5/85.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *